Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE y Trabajo discuten con Salgado el subsidio de 426 euros

Economía no asegura la ayuda a parados de larga duración

No hay expectativa real de que en el primer semestre del próximo año el desempleo merme ni siquiera de forma mínima, por lo que los parados seguirán siendo los mismos. Con esta previsión oficial, los presidentes autonómicos del PSOE y los secretarios generales territoriales de ese partido se congratularon al escuchar el martes, en la reunión del Consejo Territorial del PSOE, al ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que el subsidio de los 426 euros para todos aquellos que agoten todas las prestaciones se mantendrá a lo largo de 2011. Pues bien, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, supeditó ayer en el Congreso la continuación de esa ayuda, que terminará en febrero de 2011, "a la disponibilidad presupuestaria".

A primera hora de la mañana, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, coordinador del Consejo Territorial del PSOE, había declarado a la cadena SER que el subsidio "se mantendrá". El presidente autonómico no había improvisado, sino que en la reunión del día anterior de los barones del PSOE quedó claro que así sería. El secretario de Organización, Marcelino Iglesias, preguntó expresamente a miembros del equipo del titular de Trabajo qué previsiones tenía el ministerio al respecto. Le dijeron que se mantendría el subsidio, por lo que el dirigente socialista, junto a Barreda, transmitió a los medios de comunicación que el PSOE apostaba por su mantenimiento. El hecho de que Iglesias buscara precisar el dato requerido por los informadores se debió a que este asunto no se trató oficialmente en la reunión del Consejo Territorial. De la necesidad de mantener los 426 euros se habló durante el almuerzo previo a la reunión que Zapatero, los tres vicepresidentes y la cúpula del PSOE celebraron con los barones territoriales en la misma sede del partido en Madrid. Durante ese tiempo se departió de distintos temas, de manera informal. Pero quienes estaban acomodados cerca de Valeriano Gómez corroboraron a este periódico que el titular de Trabajo mostró su voluntad inequívoca de que el subsidio se mantuviera. "Es fundamental que la ayuda se mantenga porque se trata de ayudar a los que ya no tienen nada", remachó Barreda a este periódico. En la misma línea se pronunciaron otros barones territoriales gobernantes y en la oposición. Desde el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, hasta el líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, o el secretario general de las Juventudes Socialistas de España, Sergio Gutiérrez.

En todo caso, la vicepresidenta económica tiene razones poderosas para afirmar que las prestaciones por desempleo sufrirán "modificaciones sustantivas", como ya ha adelantado el Gobierno y sobre lo que se departió extensamente el día anterior en la reunión de barones del PSOE, en la que también participó la vicepresidenta económica. Pero el PP aprovechó ayer la diferente respuesta entre Trabajo y Economía sobre los 426 euros para criticar al Ejecutivo. Lo hizo la diputada popular Carmen Álvarez-Arenas, para quien la remodelación del Gobierno solo ha supuesto "un cambio de nombres" porque continúa "la descoordinación entre sus miembros".

No obstante, las fuentes consultadas en el PSOE señalan que en este caso no hay descoordinación, sino el intento "legítimo" del partido de tratar de influir en el Gobierno para que se mantenga la prestación. De aquí a las elecciones autonómicas de mayo los barones tratan de que el impacto de las políticas nacionales en sus electorados se minimice al máximo. Por eso quieren la prórroga de los 426 euros.