Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez obliga a la fundación de la trama de la cooperación a cambiar de nombre

La veterana ONG Entrepueblos denunció la usurpación de su marca

La fundación que centra la trama de captación de ayudas de la Generalitat Valenciana al desarrollo y la cooperación internacional debe "cesar en la utilización de la denominación Entre Pueblos (o Entrepueblos)" y de cualquier otra "que no pueda distinguirse suficientemente de las marcas de la Asociación Entrepueblos". Así lo establece una sentencia del titular del Juzgado de Lo Mercantil número 2 de Valencia, Fernando Presencia, en respuesta a una demanda por usurpación de marca presentada por la veterana ONG Entrepueblos, creada en 1988, contra la denominada Fundación Solidaria Entre Pueblos. Esta última, creada en 2008 por dos empresas de informática, funciona como una especie de paraguas de esas y otras sociedades para captar fondos de la Consejería de Solidariad y Ciudadanía, que dirige Rafael Blasco, a través de diversas ONG, a las que asesora, redacta e incluso gestiona los proyectos subvencionados con dinero público.

Fundación Solidaria Entre Pueblos, cuya actividad está siendo investigada por el fiscal anticorrupción, debe retirar "inmediatamente y a su costa" todos los folletos, catálogos y otros documentos conteniendo la denominación "Entre Pueblos", tal como establece la sentencia. También debe publicar el fallo en cuatro medios de comunicación y pagar una "indemnización coercitiva" no inferior a 600 euros por cada día transcurrido hasta el cese efectivo de la utilización de la marca.

El juez, que reconoce que las marcas de ambas entidades "fonéticamente son idénticas, siendo también idénticos el objeto de actividad de ambas entidades", estima en su totalidad los argumentos de la asociación Entrepueblos (Entrepobles) y justifica la urgencia de la resolución por la amplia difusión de la polémica por las subvenciones de la consejería de Blasco.