Corbacho se despide del Gobierno con "dolor de estómago"

El ministro abandona Trabajo después de la aprobación de los Presupuestos. - En una entrevista con la SER lamenta haber estado "en el peor ministerio y en la peor época"

El todavía ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ya se ha despedido de sus compañeros y colaboradores del Ministerio y se prepara para ser relevado de sus funciones en las próximas horas. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciará a su sucesor inmediatamente después del debate parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado.

A pesar de que el cambio de cartera se conocía desde hace semanas, Zapatero había anunciado que no iba a hacerlo efectivo hasta que se aprobaran las cuentas para 2011. El presidente ha presentado esta decisión como un reconocimiento al papel destacado que ha tenido Corbacho en la elaboración de los Presupuestos. En diversas ocasiones el presidente ha expresado su voluntad de que el político catalán forme parte del Ejecutivo hasta la conclusión del trámite parlamentario, que se considerará liquidado después de que se rechacen hoy las cinco enmiendas a la totalidad que han presentado PP, CiU, ERC en combinación con IU-ICV, BNG y UPyD, las cuales, una vez asegurado el apoyo al Gobierno del Partido Nacionalista Vasco y de Coalición Canaria, no se espera que prosperen.

Más información
Zapatero relevará a Corbacho de Trabajo el próximo miércoles
"Sería un error no reflexionar después de la huelga general"
Salgado certifica la recuperación de la confianza en la economía española
Zapatero remodela ampliamente su Gobierno

Corbacho aseguró anoche en una entrevista en la Cadena SER que su labor en el ministerio ha sido poco grata. "Me ha tocado una época que no se la deseo a nadie, se me recordará como el ministro que estuvo en el peor ministerio y en la peor época de los últimos 80 años", reflexionó. "He tenido el dolor de estómago de las cifras del paro cada día" -ha asegurado- "porque recibo las cifras a las ocho y media". Para el ministro "no hay nadie tan insensible como para no saber que detrás de un número está una persona".

El todavía ministro tiene por delante una apretada agenda en Cataluña como número tres en las listas del PSC para las próximas elecciones autonómicas. Corbacho, nacido en 1949, aterrizó en el Ministerio de Trabajo a principios de legislatura con el encargo de gobernar lainmigración, pero a los dos meses la crisis económica le obligó a sumergirse en lo que él denominó "el tsunami del desempleo". Tras haberse enfrentado a una huelga general, abandona su departamento sin haber conseguidodoblegar el paro, el indicador más recalcitrante de la economía.

Celestino Corbacho, en el Ministerio de Trabajo.
Celestino Corbacho, en el Ministerio de Trabajo.ULY MARTÍN

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS