Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA se dice dispuesta a "ir más lejos de un alto el fuego", pero con condiciones

El Gobierno insiste en que no acepta condiciones de la banda terrorista, solo el abandono de las armas.- En una entrevista en 'Gara', la banda acusa a Interior de mentir al decir que prepara ataques

ETA asegura que está dispuesta a un alto el fuego "permanente y verificable y también para ir más lejos si se crean condiciones para ello". En un adelanto de una entrevista concedida al diario Gara, dos miembros de la banda explicaban ayer: "el objetivo reside en la resolución democrática del conflicto político, en cerrar para siempre la herida, y eso nos exige actuar con responsabilidad a todos".

La entrevista se ha difundido horas después de que la antigua Batasuna presentara un documento de acuerdo en que pide a ETA que declare un "alto el fuego permanente, unilateral y verificable", y fue realizada antes de esta presentación, según aclara Gara.

La organización terrorista ha dado orden a sus miembros de "no realizar acciones armadas ofensivas". Sin embargo, ETA especifica que se reserva el derecho "a defenderse en hipotéticos enfrentamientos [y que mantendrá] las habituales tareas de abastecimiento y las labores necesarias para mantener su estructura".

Pero subraya que "quiere avanzar en el camino de la resolución, cada vez con mayor profundidad, hasta que en Euskal Herria alumbre una verdadera situación democrática". Y acusa de mentir al Ministerio del Interior cuando anunciaba nuevas acciones por parte de la banda. La decisión, dicen sus miembros, "se sitúa sobre el suelo de los logros obtenidos durante muchos años por la lucha por la liberación".

La banda habla en la entrevista de un "escenario básico" para que el proceso sea viable. Exige que se tomen las medidas necesarias "para que todos los agentes puedan actuar en igualdad de condiciones, que se establezcan los derechos civiles y políticos, que se desactiven los castigos añadidos impuestos a los presos políticos vascos y que, en general, se desactive toda situación de presión, injerencia y violencia".

ETA explica también que si ha tardado en anunciar su decisión de no atentar es porque "el protagonismo debía corresponder a los agentes que están impulsado el cambio político. Haber hecho pública la decisión después de los acontecimientos de los últimos meses ha evitado que el paso de ETA se entienda de forma inadecuada", señala la banda, que asegura que el Ministerio del Interior sabía de su intención de no atentar.

Cuestionados sobre si el cese de los atentados tiene fecha de finalización, los etarras se preguntan, señala Gara, si hay alguien que quiera que haya tal fecha. "Nosotros, no", dicen, y recalcan que "ETA quiere avanzar en el camino de la resolución, cada vez con mayor profundidad, hasta que en Euskal Herria alumbre una verdadera situación democrática".

Ante la objeción de que su nuevo anuncio no es suficiente, la organización terrorista afirma: "todos deben dar pasos para construir esa suficiencia democrática que necesita el proceso".

Firmeza del Gobierno y del PNV

El Gobierno ha insistido en que no acepta condiciones de la banda terrorista, solo el abandono de las armas, según fuentes de Interior.

En la misma línea se ha manifestado esta mañana el presidente del PNV, Iñigo Urkullu: "No vale alto el fuego que no sea cese definitivo. Oposición frontal a cualquier forma de violencia, amenaza y pretensión de tutela que pueda alterar la situación política o los procesos de diálogo".