La policía resuelve el caso del asesinato de una ex concejal de Castellón

Las pruebas de ADN confirman a un detenido como presunto autor del crimen de Concha Roig

La Policía Nacional ha resuelto el caso del asesinato de Concha Roig, que fue concejal del Ayuntamiento de Castellón por UCD entre 1979 y 1983. La mujer fue hallado muerta en su domicilio el pasado mayo. Tenía un catana de su propiedad clavada en el cuello. Tres meses después, se detuvo a un joven de 18 años como supuesto autor. Unas pruebas de ADN han confirmado ahora las sospechas.

La puerta del domicilio sin signos de haber sido forzada, las ventanas cerradas y lo conciso de los movimientos del agresor fueron los indicios de los que partió la Policía Nacional para investigar el entorno de Concha y buscar al autor de su muerte. Según fuentes policiales, las investigaciones se centraron en el hijo de una antigua empleada de hogar. Al parecer, esta mujer había sustraído joyas a la víctima y esta, en lugar de denunciarla, llegó al acuerdo de cambiar el valor de las alhajas por trabajo gratis. Pero la víctima tuvo una fractura de cadera, por lo que un hijo de la empleada de hogar empezó a acudir al domicilio para ayudarla, ya que se encontraba en silla de ruedas.

Más información
Asesinada con una catana una ex concejal de Castellón
Detenido el presunto autor del asesinato de una ex edil de Castellón

Durante las pesquisas se comprobó que tanto la antigua empleada como su hijo había vendido joyas propiedad de la víctima, pero con anterioridad a los hechos investigados. Y la policía sospecha que el joven de 18 años de edad detenido por el caso el pasado agosto acudió a casa de su víctima para cobrar lo que esta supuestamente debía a su madre por haber trabajado gratis.

La policía registró el domicilio de la antigua empleada, donde se recogieron objetos, utensilios personales y ropa del sospechoso para su cotejo con los posibles restos de ADN recogidos en el lugar del crimen. Posteriormente, la Policía Científica detectó que en una sudadera recogida en el domicilio del sospechoso había restos de sangre compatibles con la de la víctima, por lo que el hombre fue detenido en agosto en Rumanía -a través de una orden europea de detención y entrega- y sometido a unas muestras de ADN que coinciden con pruebas halladas en el lugar del homicidio.

Además, la Policía Nacional ha detenido a la madre del supuesto autor del crimen como autora del hurto de las joyas de la víctima.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS