Asesinada con una catana una ex concejal de Castellón

La puerta no fue forzada y la casa estaba revuelta

Una mujer de 74 años fue encontrada ayer muerta, con una catana clavada en el cuello, en su vivienda de la céntrica calle de Enmedio de Castellón. La fallecida fue identificada como Concha Roig que, durante la legislatura de 1979-1983, ocupó un puesto de concejal tras ser elegida en la candidatura por UCD. La policía baraja el robo como principal móvil del crimen que, durante toda la jornada, convulsionó la capital de La Plana. La única hipótesis que ha descartado la policía es que se trate de un caso de violencia de género. Concha Roig era viuda de un conocido abogado, Manuel Benedito, y tenía cuatro hijos.

La llamada de alerta se registró poco después de las 8.30, cuando la asistenta del hogar accedió al domicilio, donde la ahora fallecida vivía sola, y encontró el cadáver. La Policía Nacional recibió el aviso y, al llegar al lugar de los hechos, en el ático del número 103 de la calle de Enmedio, comprobó que el cuerpo se encontraba en un punto muy cercano a la puerta, que presentaba varias heridas y que tenía clavada una catana japonesa en el cuello, según indicaron fuentes de la policía. Según los primeros indicios, la agresión debió ocurrir a primeras horas de la noche del martes al miércoles.

La mujer vivía sola y coleccionaba antigüedades y espadas
Más información
La policía resuelve el caso del asesinato de una ex concejal de Castellón

De la primera inspección ocular, que se prolongó durante más de tres horas, los agentes determinaron que podría tratarse de un robo, ya que una parte de la casa estaba desordenada, aunque la puerta no presentaba signos de haber sido forzada. Además, la policía considera probable que la catana, el arma que con toda probabilidad le causó la muerte, estuviera en la propia vivienda, ya que la ex concejal era aficionada a las antigüedades y, entre otras cosas, coleccionaba catanas.

Durante la tarde de ayer, la Policía Judicial y la Policía Científica llevaron a cabo una segunda inspección del lugar de los hechos, con el fin de tratar de determinar si el crimen realmente fue consecuencia de un robo o dilucidar si el desorden hallado en la vivienda fue producto de un intento de huida de la víctima antes de su muerte.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Se da el caso de que una de las hijas de la fallecida vive en un piso del mismo edificio en el que fue hallada muerta la ex concejal, con lo que, poco antes de mediodía, la calle de Enmedio vivió un auténtico revuelo de familiares, allegados y amigos de la familia.

El alcalde de Castellón, Alberto Fabra, mostró ayer mismo sus condolencias en nombre de la corporación municipal a la familia de Concha Roig y se manifestó "consternado" ante la muerte "de la que en su día representó a los vecinos de Castellón".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS