El Ayuntamiento de Benidorm llevará al juzgado la contrata de la estación de autobuses

El anterior gobierno municipal aprobó la concesión a Ortiz por decreto y no la llevó al pleno

El concejal de Urbanismo de Benidorm, Jaime Llinares, ha anunciado que el Ayuntamiento acudirá al juzgado para denunciar al anterior concejal de Hacienda, Francisco Saval, del PP. Saval autorizó con un decreto que Enrique Ortiz, adjudicatario de la explotación de la estación de autobuses de la ciudad, pudiera hipotecar la concesión después de acabada la obra y de entrar en funcionamiento. Con esta operación, Ortiz obtuvo 23 millones de euros de liquidez mediante un préstamo de Bancaja.

Sin embargo, el interventor municipal advierte de que el decreto es "nulo de pleno derecho", por cuanto el órgano competente para autorizar la hipoteca debió ser el pleno municipal "como órgano de contratación de la concesión" y porque se dictó "prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido".

Más información
Benidorm legaliza la estación con las obras ya acabadas

El mismo informe evidencia que el anterior alcalde popular, Manuel Pérez Fenoll, suplió la voluntad plenaria otorgándose una delegación de competencias para autorizar la hipoteca a Ortiz que luego delegó a su vez en Saval, cosa que también impide la ley. El Ayuntamiento esgrime ahora el informe del interventor para llevar el caso a los juzgados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS