Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Informe policial sobre el 'caso Gürtel'

El PP valenciano anuncia "que desmontará" las nuevas pruebas sobre el 'caso Gürtel'

Un informe policial demuestra pagos de 440.000 euros a Orange Market por servicios a la Comunidad Valenciana.- Serra elude referirse a sus conversaciones con Ortiz

La claves del 'caso Gürtel' y los artículos publicados en EL PAÍS

El PP valenciano comenzará a elaborar hoy mismo un informe que "desmontará" las nuevas conclusiones de la Policía sobre el caso Gürtel, que aseveran que tres constructoras pagaron 440.000 euros a la trama en 2008 por servicios prestados al partido en Valencia. Así lo aseguró hoy el secretario regional de Organización, David Serra, quien menospreció las pruebas sobre la financiación ilegal del PP de Camps que recientemente la Policía ha depositado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid: "No aportan nada nuevo con respecto a anteriores informes y su publicación se debe a las encuestas que vaticinan un desastre electoral del PSOE y de Zapatero", añadió Serra.

Según las nuevas grabaciones aportadas por la Policía, Serra mantuvo conversaciones con Álvaro Pérez El Bigotes para que el constructor alicantino Enrique Ortiz pagara a Orange Market cantidades que el PP adeudaba a esta empresa por la organización de sus actos. Sin embargo, en un acto del partido organizado en Benissa (Alicante), el secretario de Organización eludió hasta en cuatro ocasiones y a preguntas de los periodistas referirse a las conversaciones que presuntamente mantuvo con el constructor. E insistió en que "cada vez que el caso Gürtel está a punto de morir, el PSOE lo resucita con oxígeno artificial".

Aunque admitió que "mi cargo siempre ha estado a disposición del partido", Serra descartó que Génova pueda suspenderle de militancia tal y como hizo con el anterior secretario regional, Ricardo Costa. "No pasa nada con Costa, está suspendido de militancia pero es diputado autonómico del PP y cuando acabe esa suspensión todo volverá a la normalidad". Por último garantizó que "ningún cargo del partido se ha adueñado de un solo euro de manera ilícita", por lo que exigió que el Ministerio del Interior pida disculpas a todos los militantes del PP valenciano.

"La policía no realiza el trabajo que le corresponde"

Por su parte, el secretario general del PP y sucesor de Costa, Antonio Clemente, acusó "a una parte de la policía" de "no realizar el trabajo que le corresponde y no comportarse con ecuanimidad" y lamentó que el PSOE esté utilizando estamentos del Gobierno para atacar al PP: "Estamos hartos y dolidos de esta persecución y dispuestos a defender a nuestros más de cien mil militantes y a todos nuestros cargos". En este sentido, Clemente advirtió de que "nos reservamos el uso de medidas legales contra todo aquel que dañe la imagen del PP", si bien en seguida negó que esta advertencia entrañara una amenaza velada contra los medios de comunicación.

Clemente también despreció el nuevo informe policial, "que es más de lo mismo y se basa en los apuntes contables de una empresa que no ha tenido ningún contacto con el PP", y defendió la legalidad de las cuentas del partido: "Todos nuestros gastos están justificados con las correspondientes facturas y justificaciones de transferencias bancarias que han sido depositadas ante el Tribunal de Cuentas y el Síndic de Greugues". El número 2 del PP valenciano se quejó de que nadie cercano a la investigación haya pedido esas cuentas para demostrar la inocencia de la cúpula del partido en la trama.