Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libertad condicional para la cantante alemana que contagió el VIH

Nadja Benaissa es condenada a dos años de cárcel que no cumplirá tras las rejas

La cantante alemana Nadja Benaissa, vocalista del grupo No Angels, que fue llevada a juicio por mantener supuestamente relaciones sexuales sin protección sabiendo que tenía el virus del sida y haber contagiado a un hombre, ya tiene sentencia. Benaissa ha sido condenada a dos años de cárcel, pero no los pasará tras las rejas, sino en régimen de libertad condicional.

Los medios de comunicación de todo el mundo han seguido de cerca el caso, cuyo fallo ha hecho público el tribunal de la ciudad de Darmstadt, al oeste de Alemania. La cantante se enfrentaba a un máximo de diez años de cárcel, pero la fiscalía y la acusación particular se ha mostrado conforme con la sentencia final.

A pesar de no tener que ingresar en prisión, Benaissa deberá cumplir 300 horas de trabajos comunitarios.

Los hechos

La artista de 28 años estaba acusada de haber mantenido relaciones sexuales sabiéndose portadora del VIH entre 2004 y 2006 con tres hombres sin la debida protección. Uno de ellos fue contagiado por el virus y asegura que fue por culpa de Benaissa. Él fue quien la llevó a juicio.

La cantante se declaró culpable el pasado 16 de agosto, el día que empezó el juicio. En el tribunal, Benaissa reconoció que había cometido "un tremendo error" y pidió perdón. El pasado miércoles, en tanto, volvió a repetir que pedía disculpas y admitió que guardó el secreto de su enfermedad porque temía qué podía pasar si el público se enteraba de que tenía sida.

"Fui una cobarde", admitió el miércoles. "Lo siento desde el fondo de mi corazón. Desearía poder retrasar el tiempo y hacer que todo esto no hubiera pasado". Y es que la cantante supo en 1999, a los 17 años, que era portadora del virus, ya que las pruebas que se realizó durante su embarazo salieron positivas.

El grupo No Angels, formado por cuatro cantantes femeninas y creado en 2000, ha pasado sucesivos altibajos en su carrera y, de la popularidad alcanzada en los primeros años como réplica germana de las Spice Girls, pasaron al declive y la separación en 2003. Dos años después, tras varias intentonas de Nadja en solitario, se reagruparon y en 2008 representaron a Alemania en el Festival de Eurovisión, donde quedaron en último lugar.