Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mel Gibson estrella su deportivo en Malibú

El actor, que dio negativo en la prueba de alcoholemia, salió ileso del accidente

El domingo por la noche un accidente de tráfico llenó de sirenas de policía y ambulancias las colinas de Malibú (Los Ángeles). Mel Gibson acababa de estrellar su Maserati contra una de las colinas que rodean el distrito angelino.

Gibson perdió el control de su coche pasadas las ocho y media de la noche, y chocó el deportivo contra unas rocas mientras se dirigía hacia el sur de la ciudad. Según fuentes policiales, el actor dio negativo en la prueba de alcoholemia, y salió por su propio pie del coche siniestrado. En su declaración, Gibson afirmó que no iba hablando por el móvil, pero que no recordaba si a lo mejor podía haberse quedado dormido.

En julio de 2006 Gibson fue detenido en esa misma carretera con unos niveles de alcohol en la sangre del 0,12 por ciento. Además, llevaba una botella de tequila en el Lexus LS que conducía a más de 160 kilómetros por hora. El incidente se agravó cuando Gibson trató a una policía de modo soez, se declaró dueño de Malibú y dijo que los judíos tenían la culpa "de todas las guerras del mundo".