Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de Auto Res afecta a unos 8.000 viajeros

Los sindicatos sostienen que durante la primera jornada del parón se están cumpliendo los servicios mínimos pactados del 30%.- El tráfico es fluido en las carreteras excepto en Barcelona, Valencia, Tarragona y Granada

Cerca de 8.000 viajeros se han visto afectados por la jornada de huelga convocada hoy por los trabajadores de transporte discrecional de la empresa Auto Res , según han informado fuentes de los sindicatos convocantes. Las fuentes añadieron, no obstante, que se están cumpliendo los servicios mínimos pactados entre los sindicatos y la empresa, que prevén el funcionaiento del 30% de los autocares que cubren las líneas entre Madrid y diferentes capitales de provincia. El parón coincide con una jornada de tráfico fluido excepto en la carreteras de Barcelona, Valencia, Tarragona y Granada.

El representante de UGT, Francisco Morales, ha señalado hoy que la primera jornada de paro de este fin de semana, ya que la convocatoria es para sábado, domingo y lunes, se está desarrollando dentro de un "ambiente tranquilo". Sin embargo, la peor parte de la jornada de hoy la sufren los viajeros que tenían previsto ir o regresar a la zona de Levante desde Madrid, dado que la reducción en un 70% de la oferta afecta a muchos de ellos en unas fechas tan veraniegas como son el 14,15 y 16 de agosto. Morales ha destacado también como zonas importantes que se ven alteradas por este recorte de plazas las ciudades de Vigo y Ourense.

La convocatoria de huelga se mantiene para los días 21, 22, 29 y 30 de agosto, así como para el primero de septiembre, dado que, según el representante sindical, la empresa sigue sin establecer contacto alguno con "nosotros para negociar" una respuesta a las demandas del colectivo que ponga fin al paro.

La huelga de los trabajadores de Auto Res se inició en abril, después de que la empresa despidiera a 15 de ellos y anunciara un recorte salarial del 5% para toda la plantilla. Empresa y trabajadores mantuvieron diversas conversaciones hasta junio, cuando, al no llegar a ningún acuerdo, quedaron rotas.