Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La remodelada plaza de toros de Tarragona no acogerá más corridas

La Fiesta "forma parte del pasado", ha explicado durante la presentación el presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet

El presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet, ha excluido taxativamente las corridas de toros del programa de usos del nuevo Tarraco Arena Plaça (TAP), la antigua plaza de toros que ha sido sometida a una profunda remodelación en la que se han invertido 18 millones de euros. El TAP, con capacidad para 5.000 personas sentadas, y alrededor de 9.500 si se ocupa el coso, abrirá este fin de semana, de 18 a 21 horas, en dos jornadas de puertas abiertas a los ciudadanos.

Poblet ha explicado que el recinto, con un diseño multiusos, acogerá conciertos, actos tradicionales y festivos, y eventos deportivos, en general, "actos de ocio y cultura que proyecten la imagen del territorio". "Fíjense que no he mencionado la palabra toros, que forman parte del pasado" ha especificado en rueda de prensa, al tiempo que ha añadido que el recinto no contará con el área médica habitual en las plazas y "los quirófanos desaparecerán con el tiempo". El veto a los toros en Cataluña sólo entrará en vigor en 2012.

Al sitio, de arquitectura modernista y que data de 1883, se le ha añadido una cubierta situada a 32 metros de altura, de 92 metros de diámetro exterior y 40 de diámetro interior. Sobre ella se sitúa otra retráctil, segmentada en dos partes, que se abre en 12 minutos en un diámetro de 40 metros.

En principio, la Diputación prevé convocar un concurso público y externalizar la gestión, "en un plazo lógico entre 2011 y 2012", según ha explicado Poblet.