Aznar carga contra el Gobierno e insta a la UE a mantener la Posición Común

El ex presidente tilda de "limbo jurídico" la situación de los 20 ex presos liberados por Castro acogidos por España

Ni gesto de apertura ni amago de democratización. El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, opina que la decisión del Gobierno de Raúl Castro de liberar a 52 disidentes cubanos es "oportunista" y confirma que "para los comunistas las personas son una moneda de cambio". El dirigente, en un alambicado lenguaje, ha cargado contra la intención del Ejecutivo español de intentar que la Unión Europea acabe con la Posición Común, que desde 1996 condiciona las relaciones con La Habana a la mejora de los derechos humanos. "Hay cosas que no se negocian", ha sentenciado durante una comparecencia sin derecho a preguntas en la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), el laboratorio de ideas del PP.

Más información
España cree que EE UU levantará el "bloqueo" tras el gesto de Cuba
Cuba hará los cambios a su ritmo y sin presiones de la prensa extranjera
Las excarcelaciones y la Posición Común

El ex jefe del Ejecutivo ha dicho que los ex presos acogidos por España desde el 13 de julio han sido víctimas de una "subasta", que les ha condenado "a la expatriación en un limbo jurídico y vital".

Aznar se ha reunido hoy con 15 de los 20 disidentes del Grupo de los 75 trasladados a España, miembros de las Damas de Blanco, y otros opositores residentes en España, como el periodista Raúl Rivero, que ha calificado FAES de "casa para los cubanos demócratas". Recibido con una intensa ovación y gritos de "presidente", el ex mandatario ha cerrado su discurso leído con un "Viva Cuba libre".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS