Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Soledad política tras el debate de la nación

El frente común catalán sobre el Estatuto se rompe en el Congreso

La propuesta de resolución de PSOE y PSC, derrotada con los votos en contra de PP, CiU, ERC, PNV, Nafarroa Bai y UPyD

Ninguna de las resoluciones sobre el Estatuto catalán presentadas por los grupos en el Congreso conseguió salir adelante. La pactada entre PSOE y PSC fue derrotada con 174 votos en contra de PP, CiU, ERC, PNV, Nafarroa Bai y UPyD, 169 a favor del Grupo Socialista y la abstención de IU-ICV. Las propuestas de los partidos catalanes cosecharon aún peores resultados al ser rechazadas por socialistas y populares en el Pleno que cerró el debate sobre el estado de la nación.

El texto de los socialistas recogía el "malestar" que la sentencia del Constitucional ha causado en Cataluña, reafirmaba el reconocimiento de la realidad nacional e instaba al Gobierno a desarrollar con "todos los mecanismos políticos, jurídicos, legislativos y de cooperación institucional" el potencial de autogobierno contenido en el Estatuto.

El texto que tendrá más votos habla del malestar por la sentencia del Constitucional

Mas y Duran (CiU) cenaron anoche en Madrid con Urkullu y Erkoreka (PNV)

La división de los partidos catalanes impidió llevar a las Cortes la unidad en un texto de mínimos que lograron en el Parlamento de Cataluña. Cada uno presentó su propia propuesta y la más votada fue la del PSOE y el PSC, pese a ser rechazada por la mayoría.

CiU mantenía el suspense hasta ayer sobre su posible apoyo al texto pactado por el PSOE y su partido hermano, pero le resultaba muy difícil justificar en Cataluña que votaría en contra del texto del PSOE, junto al PP, aunque se incluya la referencia al preámbulo del Estatuto y al malestar por la sentencia. Lo más esperado era la abstención, sin embargo, optó por votar en contra. El diputado de CiU Josep Sánchez Llibre destacó por la tarde la necesidad de "máxima unidad" entre los grupos catalanes. Sánchez Llibre exigió "responsabilidad" de los parlamentarios del PSC, ICV y ERC y también a la de los del PSOE, para que apoyaran con "máxima alegría" los textos "consensuados en Cataluña".

"Responsabilidad" de CiU

El coordinador de los socialistas catalanes, Daniel Fernández, cargó contra los diputados de CiU, a quienes responsabilizó por su abstención de que un texto "ambicioso, posible y que refleja la voluntad mayoritaria del pueblo de Cataluña" no fuese respaldado.

El portavoz de ICV, Joan Herrera, señaló que la propuesta socialista es solo "una tregua, golpecitos en la espalda, un os entendemos catalanes pero si te visto no me acuerdo y ya veremos si cumplimos " con lo pactado en su día. Más dura aún fue la intervención del portavoz de ERC, Joan Tardà. "Si no cabemos en la Constitución española deberemos hacer una Constitución catalana en la que caber", indicó. Para Tardà, el próximo grito será "Visca Catalunya lliure" (Viva Cataluña libre)" después de que Cataluña haya gritado en sus calles "Somos una nación, nosotros decidimos".

El pacto entre PSOE y PSC nació del trabajo del portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, y de Daniel Fernández, con el beneplácito de los presidentes José Luis Rodríguez Zapatero y José Montilla. "En nuestro texto está todo", proclamaba Daniel Fernández. Los otros grupos planteaban que se añadiera el preámbulo del Estatuto y, en efecto, ese texto ya está citado en la resolución del PSOE y del PSC.

Los nacionalistas catalanes acordaron con ERC e ICV añadir a las propuestas de cada uno de ellos la moción que aprobó el Parlamento de Cataluña el pasado viernes. Sin embargo, los socialistas se mantuvieron en sus trece de negarse a cualquier cambio.

Al margen de la propuesta del Estatuto catalán, 14 de las 15 presentadas por los socialistas fueron respaldadas por el Pleno del Congreso, que aprobó un total de 42. Entre ellas, cinco contra la congelación de las pensiones apoyadas por todos los grupos salvo el PSOE y otra casi unánime para prorrogar seis meses la prestación de 426 euros a parados.