Desarticulada una red que obligaba a prostituirse a mujeres chinas en Madrid

La banda utilizaba anuncios en prensa e Internet para captar clientes

La policía ha desarticulado una red formada por ciudadanos chinos que obligaba a prostituirse a mujeres de su misma nacionalidad. Las víctimas vivían en condiciones infrahumanas y hacinadas, según ha informado la Dirección General de la Policía y la Guardia. Hay 11 detenidos y se han registrado siete viviendas de Madrid.

Las investigaciones comenzaron en marzo, cuando los agentes de Extranjería conocieon que un grupo de ciudadanos chinos abusaban de mujeres por su situación de necesidad o vulnerabilidad para obtener así un elevado beneficio económico. Las víctimas residían en pequeños habitáculos, que resultaban después de dividir las habitaciones de los pisos en mini-habitaciones. La única remuneración que obtenían las mujeres era la propia manutención.

La organización cuenta con diversos niveles de responsabilidad, que van desde sus máximos líderes hasta los que se encargaban de reclutar a las víctimas y determinar los lugares, los precios y la duración de los servicios. Al frente de cada domicilio había una mujer que se encargaba de controlar los servicios y coordinar los contactos con los clientes. Se encargaban de las cuentas de ingresos y gastos y de la organización y recogida de las chicas en hoteles y domicilios.

En una de las viviendas los policías localizaron un laboratorio completo para fabricar ketamina, un anestésico de animales y que se suele utilizar para adulterar ciertos estupefacientes, según fuentes policiales.

Lo más visto en...

Top 50