Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el principal ladrón masivo de cobre en Tarragona tras sustraer material valorado en 3 millones de euros

La Guardia Civil le acusa de revender 7,5 kilómetros de cable destinado a parques eólicos de la zona

El impulso de la energía eólica en Tarragona llenó con unos 3,1 millones de euros los bolsillos de Juan José G. C., de 52 años y autor del mayor robo de cable constatado por la Guardia Civil en la provincia. El cuerpo ha detenido al presunto ladrón acusado de sustraer hasta 7,5 kilómetros de cable de cobre y acero en al menos un centenar de oleadas. Los robos los cometía accediendo libremente a la zona gracias a que estaba empleado en una empresa ubicada en el mismo recinto portuario, señalaron fuentes policiales. El puerto tarraconense se ha consolidado como la principal base de operaciones para desplegar los parques eólicos en la provincia: cientos de molinos y el consecuente material atracan mensualmente en el muelle para ser trasladados por carretera hasta el destino final.

Los robos se detectaron a principios de marzo pasado aunque la investigación no descarta que vinieran realizándose con anterioridad. Una empresa portuaria denunció la desaparición de unos 1.500 metros de cobre que se hallaban en diferentes muelles del puerto listas para su traslado. Tras iniciar la investigación y contactar con otras compañías del recinto, los agentes recibieron una avalancha de denuncias similares.

Cerco al personal de la zona portuaria

El lugar en el que se produjeron los hurtos fue clave para que la Guardia Civil estrechara el cerco en torno al personal empleado en la zona portuaria. La investigación rastreó también las chatarrerías ilegales que proliferan en los alrededores de Tarragona hasta detectar el material perteneciente a los molinos eólicos. Tras detectar parte del cable robado, algunas chatarrerías colaboraron para detectar el autor de las sustracciones. El resultado confirmó las sospechas iniciales: los robos se dirigieron y fraguaron desde el mismo puerto.

Varias empresas afectadas admitieron a la Guardia Civil que el robo de este tipo de material suele ser habitual, por lo que no siempre se denuncian estas sustracciones. La cantidad de esta oleada de robos, sin embargo, alarmó a la propia administración portuaria y evidenció que se trataba de una nueva trama de desaparición de cobre, señalan fuentes municipales.

El detenido y el material que se ha podido recuperar, apenas unos 20 kilos de cable de cobre del total sustraído, se encuentran a disposición del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Tarragona.