Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo absuelve a la anarquista Núria Pórtulas del delito de colaboración con organización terrorista

La activista fue detenida en enero de 2007 en la casa 'okupa' donde residía

El Tribunal Supremo (TS) ha absuelto a Núria Pórtulas del delito de colaboración con organización terrorista porque el que fue condenada por la Audiencia Nacional a dos años y medio de cárcel y a una multa de 810 euros por prestar apoyo a células que habían participado en actos de sabotaje. La sentencia de la Audiencia Nacional de julio de 2009 condenó a Pórtulas por un delito intentado de colaboración con organización terrorista, al considerar probado que "recabó datos" sobre "la localización y medidas de seguridad" que tenían las sedes en Girona del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, los Servicios Territoriales de Justicia y la Conselleria de Trabajo de la Generalitat.

En su recurso, la defensa de Pórtulas alegó que la intervención policial en la detención vulneró el derecho a un proceso con todas las garantías y el derecho a la intimidad, por lo que solicitó que se declarase la nulidad de la prueba, y que no había concurrido prueba de cargo suficiente en lo que concierne a la vinculación de la acusada con un grupo anarquista que ha participado en actos de sabotaje en Italia.

El Supremo absuelve ahora a Pórtulas del delito de colaboración con organización o grupo terrorista por que no concurre ilicitud probatoria por haber intervenido en el registro de un vehículo y encontrar una libreta de la acusada junto con numerosos papeles y pasquines. Asimismo, sostuvo que se vulnera la presunción de inocencia al no contar la sala con prueba de cargo acreditativa de que la persona con la que colaboraba la acusada estuviera integrada en una organización o grupo terrorista.

"No consta probado"

Según la sentencia del TS, "no consta probado que la acusada haya contactado con un grupo u organización terrorista ni que haya intentado colaborar con grupo de esa naturaleza, sino que lo realmente acreditado es que contactó con un amigo que se dedicaba a realizar actos incendiarios con fines terroristas".

El Supremo afirma que "no consta" que la persona que contactaba con la acusada estuviera integrada en un grupo u organización terrorista, ya que no figuran elementos probatorios que evidencia que estuviera integrado en un grupo con personas vinculadas entre ellas por relaciones de jerarquía y subordinación. Pórtulas fue detenida en enero de 2007. La joven, que había trabajado como celadora en una administración pública, fue detenida en la casa okupa donde residía, en el barrio del Pont Major de Girona.