Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los payeses desoyen a Interior y mantienen las patrullas para buscar ladrones nocturnos

Las rondas de vigilancia seguirán al menos otra semana pero no se ampliarán a otros municipios

Las patrullas de payeses en Tarragona a la caza de ladrones nocturnos proseguirán al menos otra semana pero no se ampliarán a otros municipios. Es el punto intermedio acordado anoche por Unió de Pagesos (UP) con que el sindicato envía un mensaje ambivalente al departamento de Interior, que había pedido a los agricultores que disolvieran este método de vigilancia. UP insiste en este tipo de rondas hasta que se concreten medidas para resolver la oleada de robos pero la ampliación del patrullaje a otras zonas -prevista hasta la noche de ayer- se canceló porque no se consideran necesarias; argumento acorde al que plantea Interior. "Somos receptivos con la Generalitat pero no nos sentimos presionados. Si no quieren que patrullemos es su problema", resumió el portavoz de UP y organizador del patrullaje, Salomó Torres.

Las patrullas proseguirán en siete municipios del Tarragonès, Alt Camp y Baix Camp porque han colmado las aspiraciones de los payeses: no hay constancia de denuncias desde el pasado viernes, cuando empezó el patrullaje; y, sobre todo, les han proporcionado un protagonismo mediático que a ojos de UP explica la intervención de Interior. "Llevábamos meses pidiendo la implicación del departamento y sólo se produjo cuando salimos a patrullar", ilustró Torres.

Las rondas de los payeses amenazan con alargarse durante meses porque las demandas de UP son complejas: endurecer el Código Penal para disuadir a los ladrones reincidentes y crear una mesa de seguimiento para identificar las redes de venta de los productos robados en el campo. Son los mismos circuitos en los que se mueven desde hace años los ladrones del cobre, que tras acechar a empresas y mobiliario urbano se ceban ahora con las mal vigiladas fincas agrícolas: aspersores, grifos de riego y maquinaria hidráulica son los productos más sustraídos, señala UP.