Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un espontáneo irrumpe en plena actuación de Daniel Diges en Eurovisión

Jimi Jump, un 'striker' profesional, burla la seguridad de Oslo y sube al escenario coincidiendo con el turno del representante español

La actuación de España en el certamen de Eurovisión que se ha celebrado en Oslo se ha visto empañada por la irrupción de un espontáneo cuando Daniel Diges deleitaba al público noruego con su interpretación de Algo Pequeñito.

Jaume Marquet Cuna, o Jimmy Jump como mejor se le conoce, no tuvo problemas para colarse en el escenario y unirse con desparpajo a los bailes de los componentes de la coreografía de Diges. Tocado con una barretina y vestido con una camiseta en la que publicitaba su web personal no tardó mucho en ser evacuado por el personal de seguridad, que lo apartó del escenario a empujones y ante la mirada atónita de Daniel Diges, que intentó no perder la compostura y en ningún momento dejó de interpretar su canción. La organización ha decidido repetir la actuación del español. Tras el incidente y ser retenido por los servicios de seguridad de la gala, Marquet ha quedado detenido por la policía de Oslo y estaba pendiente de pasar a disposición judicial. Daniel Diges mostraba más humor que preocupación en la retransmisión de TVE. "Voy a cantar dos veces como los ganadores", bromeó.

Jump no falta a las grandes citas deportivas

Jump es un viejo conocido de la hinchada blaugrana por sus múltiples apariciones en el Camp Nou y otros campos europeos. Declarado seguidor del Barcelona, le encanta dar la nota en las grandes citas del balompié, como quedó plasmado el 4 de julio del 2004, durante la final de la Eurocopa 2004 disputada entre las selecciones de Grecia y Portugal. Entonces Jimmy Jump arrojó una bandera del Barça al portugués Luis Figo, como señal de protesta tras su fichaje por el Real Madrid.

También ha hecho apariciones similares en el Gran Premio de Fórmula 1 de Montmeló en 2004, y en pleno superclásico del fútbol español entre el Real Madrid y el Barcelona, el 19 de noviembre del 2005. Además saltó al campo durante el segundo tiempo del partido de semifinales entre el Villarreal y el Arsenal, de la Champions cuando alcanzó al francés Thierry Henry y le arrojó una camiseta del Barcelona con el número 14 impreso en el dorso.

Durante la final de Champions del 2007, disputada entre el Milán y el Liverpool, corrió hasta el terreno de juego alzando la bandera de Grecia. También entro en el terreno de juego al inicio de la segunda mitad de la final del mundial de rugby, ese mismo año, disputada entre Inglaterra y Sudáfrica.

Repitió actuación en la Eurocopa 2008, en el partido de semifinales disputado entre Alemania y Turquía. Esta vez corrió por el campo de juego vistiendo una camiseta con la consigna "Tíbet no es China". Y, además, apareció en la final de la Roland Garros en junio de 2009, entre el suizo Roger Federer y el sueco Robin Soderling.