Denuncian al Hospital de Jerez por la muerte de una mujer por una posible negligencia médica

La familia de la fallecida sostiene que recibió por vía subcutánea un medicamento que debía ser administrado por vía intravenosa

Los familiares de una mujer de 64 años que ha fallecido esta madrugada a las 03.30 en el Hospital General de Jerez (Cádiz) han denunciado al centro por negligencia médica. Aseguran que recibió por vía subcutánea un medicamento que debía ser administrado por vía intravenosa, lo que le causó gangrena en un brazo. Concepción Villaba padecía una enfermedad hepática y estaba en lista de espera para recibir un trasplante. El abogado de la familia va a solicitar una autopsia porque afirma que el parte de defunción no aclara la causa del fallecimiento.

La familia de la fallecida sostiene que los médicos valoraban amputarle el brazo y suspendieron su traslado al Hospital de Córdoba para recibir un trasplante de hígado. Según un comunicado del abogado de la familia, Juan José de la Fuente, la denuncia contra el hospital fue puesta ayer en el juzgado de instrucción número 2 de Jerez de la Frontera, horas antes de que la mujer falleciera, por lo que sus familiares han pedido ahora que se estudie si la posible negligencia médica está relacionada con la muerte de la paciente.

Villaba ingresó en el Hospital de Jerez por su enfermedad hepática el pasado 31 de marzo y el 21 de abril le administraron un antibiótico por vía subcutánea. El abogado defiende que este medicamento debe ser administrado por vía intravenosa. Según su comunicado, la mujer alertó a una enfermera de que sentía un fuerte dolor y escozor, pero ésta le dijo que "era muy quejica" y no hizo ninguna comprobación, hasta que otra compañera del turno de tarde y "dado que el dolor era inaguantable" "reconoció que la vía estaba mal puesta", añade el comunicado del letrado.

La mujer fue dada de alta y volvió a ingresar en el mismo centro médico el pasado 14 de mayo, donde diez días después los facultativos comunicaron a la familia "la necesidad inminente de amputar" el brazo. En este periodo, el Hospital de Córdoba ofreció a la paciente la posibilidad de un trasplante de hígado, un proceso para el que estaba en lista de espera y que fue descartado debido al estado de la mujer, "sedada con morfina", según el abogado.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS