Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La financiación de los municipios

El Gobierno rectifica y retrasa la limitación del crédito a los ayuntamientos a 2011

Un corrección en el Boletín Oficial del Estado retrasa seis meses la aplicación de la medida.- Duran i Lleida llamó a Zapatero para pedirle el cambio

El Gobierno ha publicado una corrección en el Boletín Oficial del Estado que retrasa la fecha de entrada en vigor de la limitación a los Ayuntamientos para solicitar créditos. Mientras que en el decreto ley publicado ayer se señalaba que la restricción estaba vigente "desde la entrada en vigor de la presente norma", en la corrección publicada hoy la pospone "a partir del 1 de enero de 2011 y hasta el 31 de diciembre de 2011". Así, la corporaciones locales podrán continuar pidiendo créditos a las entidades financieras para financiar sus obras públicas hasta finales del presente año, con las limitaciones de endeudamiento establecidas por la ley.

Ayer mismo, tras conocer la nueva medida, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, llamó por teléfono al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedirle que rectificara la posición del Ejecutivo. CiU acogió el anuncio con enfado y sopesó votar en contra de la convalidación del real decreto en el Congreso en el Pleno que se celebrará este mismo jueves, lo que podría haber supuesto su rechazo ya que el PSOE no cuenta, en principio, con el apoyo de ningún grupo, solo con la probable abstención del propio grupo catalán, del PNV y de CC.

La rectificación se ha conocido en la misma mañana en que la Comisión Ejecutiva de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) tiene previsto reunirse para analizar el impacto del plan de recorte aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para reducir el déficit público. Además de la restricción del crédito, el decreto ley también recoge una rebaja del sueldo de los alcaldes y otros cargos locales.

La FEMP tiene previsto debatir los criterios objetivos para que los alcaldes y cargos públicos locales puedan aplicar en sus retribuciones el recorte salarial en la línea de las reducciones establecidas por el Gobierno. También se abordará la imposibilidad por parte de los ayuntamientos y sus entidades dependientes de acudir al crédito público ni privado, tal y como establece el decreto ley. Este último asunto prometía centrar buena parte de la reunión y no es previsible que deje de hacerlo pese a la modificación de fechas conocida hoy.

El cambio si eliminará, por contra, buena parte del carácter de urgencia con el que la FEMP pretendía dar una respuesta unitaria a las restricciones, que prácticamente dejan a los ayuntamientos españoles sin margen de maniobra para acometer nuevas inversiones. Ahora, estos podrán incrementar durante este año su deuda hasta el límite legal previsto (el 110% de sus ingresos), contando siempre con el visto bueno del Ministerio de Economía. Ayer, nada más conocerse el decreto ley (que en principio, y hasta la rectificación de esta mañana, ya estaba en vigor), varios ayuntamientos y diputaciones aprovecharon para trámitar algunos créditos pendientes con carácter de urgencia.

Error sin importancia

El Gobierno ha tratado de restar importancia a la rectificación; la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado en Bruselas que se trata de un simple "error". También ha reaccionado ya el presidente de la FEMP y alcalde de Getafe, Pedro Castro (PSOE), quien ha alabado en una intervención en Telemadrid (previa a la reunión de la federación) la "sensatez" del Gobierno al retrasar la entrada en vigor de la medida, lo que permitirá a los Ayuntamientos concluir el presente ejercicio "sin recortes".

También se ha pronunciado al respecto el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que ha felicitado en Punto Radio al Ejecutivo: "Es de sabios enmendar las equivocaciones". Barreda ha reconocido que "ha habido una precipitación" ya que pillaba desprevenidos a los ayuntamientos, "algunos de los cuales tenían en marcha operaciones imprescindibles para poder mantener algunas de sus inversiones".