Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pere Navarro no descarta prohibir que los noveles conduzcan coches de gran potencia

El director general de la DGT ve posible trasladar a los automóviles la norma que limita el manejo de las motos en función de la cilindrada y de la experiencia del conductor

El director general de la DGT , Pere Navarro, ha manifestado hoy que no descarta trasladar a los coches la norma que rige en motocicletas y ciclomotores y por la que se escalona las autorizaciones para conducirlos en función de la cilindrada y la experiencia del conductor. "Suena raro que al día siguiente de sacarte el carné de conducir pueda conducir un coche de altísima cilindrada y de altísima potencia", ha afirmado Navarro en unas declaraciones recogidas por la Cadena Ser.

No es la primera vez que el director general de la DGT expone esta idea. En noviembre de 2009 en una entrevista digital con los lectores de EL PAÍS, Navarro dijo que era un buen sistema y que no descartaba que pasara a los coches. Fuentes de la DGT han señalado que estas declaraciones de Pere Navarro no significa que se esté estudiando reformar a corto plazo la norma. De hecho, el día 25 de este mes entra en vigor la Ley de Seguridad Vial que se aprobó a final de año en las corte. Además, tanto el Gobierno como el resto de los partidos han manifestado que no está previsto ningún cambio normativo en la presente legislatura.

Las declaraciones de Navarro han tenido contestación del Real Automóvil Club de España (RACE) que se muestran contrario "por la sencilla razón que limitar la potencia no garantiza la reducción de accidentes", según ha declarado el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia. "Más que prohibir lo que hay es que mejorar el sistema educativo. Es más efectivo trabajar en formación que en limitación, porque no podemos limitar el proceso tecnológico", ha añadido Santa Cecilia. El Race considera además fuera de lugar las declaraciones de Navarro porque ahora hay "otras prioridades como trabajar con los más vulnerables, peatones y ciclistas, y mejorar la formación en las empresas".

A favor de la idea de Pere Navarro se ha mostrado Mar Cogollo, directora de AESLEME, una asociación para la prevención de accidentes de tráfico. Cogollo ve la medida como "acertada" y opina que merece "un estudio en serio". "Es cierto que los dos primeros años es el pico de nivel de más riesgo por la falta de experiencia y me parece interesante reducir la cilindrada para que no exista el peligro de la velocidad", ha añadido Cogollo. La directora de AESLEME ha propuesto también que "antes de dar un supuesto permiso definitivo para conducir coches de gran potencia se exija al conductor que no haya cometido ningún delito contra la seguridad del tráfico".