Biden apela al 11-M para continuar la guerra en Afganistán

El vicepresidente de EE UU se ha reunido esta mañana con Zapatero La Moncloa

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, agradeció hoy al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, su decisión de incrementar el contingente de soldados españoles desplazados a Afganistán, una guerra que reconoció que "no es popular", pero que justificó por la obligación contraída por los respectivos gobiernos tras los atentados del 11-S y el 11-M.

En su intervención en la comparecencia conjunta que ambos mandatarios ofrecieron ante los periodistas tras reunirse esta mañana en el Palacio de la Moncloa, Biden valoró el que los soldados de ambos países estén luchando "codo con codo" en Afganistán y agradeció a Zapatero que haya incrementado el número de soldados enviados para "derrotar a Al Qaeda" y "los insurgentes" y para conseguir que los propios afganos "puedan asumir su responsabilidad en el futuro".

El vicepresidente estadounidense reconoció que este objetivo "exigirá sacrificios" y que la continuación de esta guerra "no es popular", pero advirtió que los atentados terroristas sufridos por Nueva York y Madrid "provocaron grandes daños" a ambos países. En ese sentido, justificó la presencia en Afganistán en la "obligación de evitarlos y proteger" a los ciudadanos españoles y norteamericanos..

Zapatero, por su parte, dijo haber reiterado a Biden el compromiso de España con la lucha contra terrorismo y en particular con Afganisán. Además, le agradeció el "gesto" de estar con los soldados españoles de la Brigada de Paracaidistas de Paracuellos del Jarama, que irá a Afganistán y a la que ambos fueron a visitar tras su entrevista, "para reconocer esta tarea".

Además, Zapatero, ha advertido a Irán de que "de espaldas a la comunidad internacional no tiene nada que hacer" y ha defendido que se actúe con "firmeza" ante las ambiciones del programa nuclear de Mahmud Ahmadineyad para evitar una "escalada" de armas nucleares en la región.

Biden por su parte subrayó que Teherán "no puede obtener armas nucleares" y quiso dejar claro que la Administración de Barack Obama está dispuesta a dialogar con el régimen iraní, pero para ello Teherán debe "extender la mano y brir el puño". A pesar de la disposición americana a dialogar, añadió el vicepresidente,

Irán sigue siendo una "amenaza" para la estabilidad de la región, continúa negando derechos a sus ciudadanos y "apoyando el terror".

Estados Unidos trata desde hace meses de consensuar una cuarta ronda de sanciones a Irán, después de que Teherán pusiera trabas a una propuesta e la comunidad internacional para enriquecer su uranio en el exterior.

Cuenta con el apoyo de sus socios europeos y de forma creciente con el respaldo de Rusia y China, mientras que Turquía y Brasil son los más reticentes.

España es partidaria de que la UE adopte medidas adicionales contra el régimen iraní al margen de las que pueda decidir el Consejo de Seguridad e Naciones Unidas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción