Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra la crisis

Duran Lleida propone un Gobierno de concentración para afrontar la crisis económica

El portavoz de CiU en el Congreso plantea que todas las fuerzas políticas se unan y convoquen elecciones anticipadas

"¿Y un Gobierno amplio entre las fuerzas políticas que tenemos denominadores comunes?". Con esta pregunta retórica el portavoz de Convergència i Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha planteado hoy un Gobierno de concentración para encarar la crisis y convocar elecciones anticipadas. En la carta semanal dirigida a los militantes de Unió, Duran diagnostica que, pese a que la "economía española no es la griega", hay deberes que hacer "que no se pueden postergar y que, en cambio, se van alargando en el tiempo". La solución no está, considera Duran, ni en un José Luís Rodríguez Zapatero "que genera una gran desconfianza" ni en un Mariano Rajoy que "no acaba de convencer".

Para encarar la crisis y la desconfianza de los ciudadanos, la medida ideal para Duran sería convocar una moción de censura de la que saliera un Gobierno de concentración, sin la posibilidad que ningún líder tomara la alternativa. "Hay muchos sectores económicos que lo empiezan a pedir", considera Duran, que no concreta qué partidos entran en "los denominadores comunes" de CiU. Tras estas demandas, Duran acaba su epístola con una dosis de realismo, certificando que los dos grandes partidos no se pondrán de acuerdo: "Todo parece imposible, demasiado imposible", aclara, recordando que "ni el PP ni el PSOE son capaces de ponerse de acuerdo sobre el pacto de Estado que nosotros reclamamos".

Mientras Duran recela del apoyo a Zapatero, el líder de CiU, Artur Mas, ha dejado claro que apoyará al jefe de Gobierno "cuando haya un tema que interese a Cataluña o resulte positivo para el conjunto del Estado". Sin embargo, Mas no ha escatimado críticas hacia Zapatero: "Hoy por hoy en España no existe liderazgo, ni rumbo en materia económica; la sensación de desgobierno es muy grande y hay que dar un golpe de timón", ha reclamado en Bilbao, donde ha dado una conferencia presentada por el líder del PNV, Iñigo Urkullu. Para Mas, el golpe de timón que pide a Zapatero es complicado porque "el gran capitán ni está ni se le espera, y se dedica a quemar uno a uno sus posibles aliados, como CiU y el PNV". El líder de CiU ha pedido a Urkullu "apoyo" en la ofensiva catalana contra el Tribunal Constitucional y en defensa del Estatuto.