Un simulacro de emergencia en Tarragona desata una avalancha de llamadas de alerta

Unos 400 vecinos advierten al 112 de un accidente tras oír la prueba de las sirenas de la zona

Advertir a los afectados antes de realizar simulacros de emergencia puede evitar malentendidos. Es la lección aprendida ayer por la dirección general de Protección Civil durante el ensayo de un accidente con riesgo químico realizado en el polígono de Tarragona. Las 36 sirenas instaladas en la zona, principal polo químico del territorio y que agrupa plantas que operan con sustancias inflamables o tóxicas, tronaron a partir de las diez de la mañana. Segundos después, una avalancha de vecinos contactaba con el 112, el teléfono de emergencias, alarmados por un hipotético accidente que creían real. La vertiente técnica del simulacro, que debía medir el funcionamiento de las sirenas y su capacidad de alertar a la población, se consideró un éxito.

Más información
Contaminación radiológica (simulada) en Barajas

Tras accionar las sirenas, el 112 recibió cerca de 400 llamadas de vecinos alertando sobre algún posible suceso de riesgo, según un portavoz de Protección Civil. Se trata casi del doble de las recibidas en los simulacros realizados en años anteriores, por lo que el organismo asumió que no se había informado adecuadamente a los vecinos. "Debemos evaluar qué mejorar en las próximas campañas informativas. Parece que nos cuesta informar a toda la población así que debemos mejorar", ha señalado la directora territorial del departamento de Interior en Tarragona, Hortensia Grau. La responsable ha lamentado haber causado alarma a las familias y subrayó que la prueba se realiza bianualmente. "Pero la población de la zona es muy flotante y no están habituados", ha razonado.

Protección Civil había repartido unos 50.000 dípticos sobre la realización del simulacro a los municipios afectados. También se informó en las radios, televisiones y otros medios locales. Pero la medida, que había funcionado en otros ejercicios, fue insuficiente. "A partir de ahora nos fijaremos que las campañas de información previa lleguen al máximo de población, debemos utilizar otros medios", ha lamentado Grau antes de celebrar el éxito del simulacro. "Al menos todas las sirenas han funcionado sin sufrir ningún problema técnico de sonido", ha concedido.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS