Vuelve el invierno

A las bajas temperaturas se suma hoy la nieve por debajo de los 800 metros.- 26 provincias se encuentran en alerta el temporal

Después de una semana de verano, no sólo han vuelto a descender las mínimas por debajo de los 10 grados, sino que la nieve, la lluvia y el viento mantienen en alerta a 26 provincias de 13 comunidades autónomas, de manera que sólo Galicia, Extremadura, Murcia y Canarias se salvan de los avisos. Al menos 10 de estas provincias están en alerta por nevadas que caerán por encima de los 1.000, aunque se prevé que la cota llegue a bajar hasta los 700, no sólo en el norte del país. Girona ha vuelto a sufrir el temporal, con cortes de luz que han afectado a 7.000 abonados.

Las difíciles condiciones meterorológicas están afectando a varios tramos de carretera en seis provincias (Teruel, Lleida, Las Palmas, Córdoba, Cádiz, y Barcelona) y han obligado a cerrar cuatro puertos de montaña y a transitar con cadenas en otros siete, dos de ellos de la red principal. A mediodía se precisaban cadenas en el puerto de San Glorio en Cantabria y el de Somport en Huesca, ambos de la red principal. Además, en la red secundaria, permanecían cerrados en Cantabria el puerto de Palombera, Lunada, Piedrasluengas y el de Alto Campoo.

Más información
El granizo se ceba con la uva de mesa del Vinalopó
Cataluña vive una "normalidad invernal" en mayo, según Protección Civil
La lluvia y la nieve mantienen en alerta a 16 provincias

A pesar de que hoy será difícil que se repitan escenas como las de ayer en las playas de la costa levantina, donde el granizo logró cubrir la arena, en Madrid, por ejemplo, la sierra vuelve a lucir de blanco, lo que ha obligado, a primera hora de la mañana, a llevar cadenas para cruzar Guadarrama por provincias como Soria. Más al norte, las bajas temperaturas pueden provocar heladas en las carreteras. En el Pirineo catalán se han cerrado al tráfico tres carreteras, dos de ellas locales en Olérdola y Castellar de N'Hug, en Barcelona, y la N-260, en Toses (Girona), y es obligatorio el uso de cadenas en otras dos.

El viento también mantiene en vilo a la población de hasta 13 provincias en las que se ha decretado alerta por fuertes rachas. Las regiones más afectadas serán Castilla-La Mancha (con alerta naranja), Madrid, Aragón, la cornisa cantábrica y Baleares. Las rachas podrán superar los 90 kilómetros por hora que recordarán a las jornadas que se vivieron ayer en Cataluña, donde decenas de familias gerundenses han revivido los apagones del último temporal. En Pamplona los Bomberos han tenido que realizar varias salidas para atender avisos de ciudadanos por desprendimientos de objetos de tejados y fachadas y caída de árboles.

La lluvia, en cambio, preocupa algo menos. La Agencia Estatal de Meteorología prevé chubascos débiles y dispersos en prácticamente toda España. No se salvan ni las Islas Canarias, donde tampoco brillará el sol, que sólo se dejará ver a través de intervalos nubosos, como en el resto del país. Mayo ha arrancado dejando las temperaturas máximas más bajas para este mes en algunos puntos. Es el caso de Lleida y Reus (Tarragona). AEMET prevé "una lenta mejoría" para los próximos días. Según las previsiones, la lluvia y las nevadas seguiran azotando Cataluña hasta mañana a mediodía.

Problemas en los trenes catalanes

Esa lluvia continuada que está cayendo en las últimas horas en Cataluña ha dejado más de 100 litros por metro cuadrado en algunos puntos, sobre todo del interior, como en Font Rubí (Barcelona), con más de 110 litros, así como importantes cantidades en las comarcas del Penedès, como los 83 litros de Cunit.

Renfe ha activado en esa comunidad un gabinete de crisis debido al viento y la nieve, que está provocando incidentes en algunas líneas de cercanías y de media distancia. Fuentes de la compañía han informado de que debido a las adversas condiciones climatológicas se ha interrumpido la circulación ferroviaria entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa (Barcelona), al caer sobre la vía unas rocas, y que se ha cortado la circulación de trenes entre Girona y Portbou por las fuertes rachas de viento.

También, el mal tiempo que se registra en el sur de Francia es el responsable de que los trenes Barcelona-Cerbère (Francia) empiecen y acaben su recorrido en Portbou (Girona).

Además de la información en las estaciones y en Internet, a través de los teléfonos 902 41 00 41 y 902 320 320 los usuarios se pueden informar de las incidencias y de los planes alternativos que se pongan en marcha en el servicio hasta que se recupere la normalidad.

El temporal de nieve ha obligado también a cerrar esta mañana el puerto de la Bonaigua, zona de paso entre montañas y que da acceso a la Vall d'Aran (Lleida) a través de la C-28.

Mientras, las intensas lluvias y el viento que se están legistrando en las últimas horas en Baleares han obligado a cancelar varias conexiones marítimas entre las islas y la Península y han provocado el corte de seis carreteras, así como serias complicaciones en los accesos a la capital.

Un cerezo en flor nevado, ayer, en Cármenes (León).
Un cerezo en flor nevado, ayer, en Cármenes (León).EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS