Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergi López encarna al demonio en 'El Monje'

El monasterio de Santes Creus es el escenario del rodaje franco-español que dirige Dominik Moll

Inició su carrera teatral haciendo de diablo en Els Pastorets. Experiencia suficiente como para que Sergi López, sonriente, afirme que es "todo un especialista" en este papel. En la última película del director franco-alemán Dominik Moll, El Monje, el actor catalán interpreta al mismísimo Satanás, empeñado en corromper a un joven novicio, el Hermano Ambrosio, interpretado por Vincent Cassel, que, tras ser abandonado a las puertas de un monasterio cisterciense, es acogido y educado por los monjes.

El papel de Sergi López, según el actor, es pequeño. "Sólo aparece un poco al principio y al final, pero la idea del pecado, el vicio y la tentación se mantiene durante toda la película, aunque no veas al demonio". López, que ayer campaba por sus anchas en el cistercense monasterio de Santas Creus, explicó que su personaje es un "pecador que se confiesa de forma particular e instala un misterio a su alrededor".

Y si López es un experto en Lucifer, Jordi Dauder parece serlo en curas. El actor, que interpretó a un sacerdote del Opus Dei en Camino, da vida al Padre Miguel, el fraile que recoge 30 años antes a un niño abandonado y le enseña el arte de la oratoria. "La diferencia con otros monjes que he interpretado es la ternura que une a un personaje que no tiene padres con uno que no puede tener hijos -cuenta Dauder -. Ambrosio es a la vez su amigo, su hijo y su sucesor." Como el Padre Miguel, la abadesa que encarna Géraldine Chaplin son figuras creadas por Moll. "Es más mala que un dolor -dice Chaplin de su personaje -: cruel, obtusa y vanidosa. Hasta tiene un cuadro de ella misma en su despacho...".

Otros actores destacados del reparto son Josephine Japy, Déborah François, Javivi Gil y Roxana Duran.

En la década de 1960, Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière intentaron llevar al cine la historia de Lewis, y en 1990, Francisco Lara Polop dirigió una adaptación. Pero para el director de la versión del siglo XXI, la suya será la mejor: "En la adaptación inglesa de los noventa, quitaron toda la parte onírica y surrealista de la novela. Y, aunque me guste Buñuel, creo que su guión era terrible: lo debieron escribir en un fin de semana y bebiendo mucho vino", bromeó Moll.

El Monje es una producción franco-española con un presupuesto de 11 millones de euros. Su rodaje, que durará 12 semanas, se inició el pasado 19 de abril. Y además de en el monasterio de Santes Creus, que desde la desamortización de 1835 no había visto tantos monjes deambulado entre sus viejas piedras, se filmará en Girona, Tudela y el sur de Francia.