Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional buscará el 14 de abril una resolución sobre el Estatuto catalán

Los progresistas han armado un principio de acuerdo que afecta a al menos 35 artículos de la norma

El Tribunal Constitucional ha convocado para el 14 y 15 de abril una reunión plenaria en la que estudiará (y tal vez resolverá) el futuro del Estatuto de Cataluña, aprobado en SSS y contra el que presentó recurso el Partido Popular y el Defensor del Pueblo, entre otros. Se tratarán otros asuntos, como la cuestión planteada por el Tribunal Supremo sobre las ayudas estatales al cine y un recurso contra los Presupuestos Generales del Estado, pero la decisión sobre la norma catalana centrará todas las miradas, toda vez que está pendiente de resolución desde hace más de tres años.

El tribunal realizará una deliberación a fondo (que podría extenderse más de un día) y luego votará el texto presentado por la ponente, Elisa Pérez Vera. Dado que hasta el momento no se ha cerrado ningún acuerdo firme, el resultado es a día de hoy incierto.

Tres años y medio después de que el PP presentase un recurso de inconstitucionalidad contra 126 artículos de la norma, el bloque progresista del tribunal, integrado por cinco de los diez magistrados, ha tejido un "débil e inestable acuerdo" para aprobar una sentencia.

La presidenta, la progresista María Emilia Casa, está dispuesta a aplicar su voto de calidad aunque busca apoyos conservadores para que la sentencia no salga con un empate a cinco que resolvería ella. Además, el progresista Manuel Aragón Reyes supedita su voto a sumar respaldo del otro bloque.

Entre los conservadores dispuestos a dar este paso se cuenta el vicepresidente, Guillermo Jiménez, que en cualquier caso sólo lo hará con el aval de Ramón Rodríguez Arribas, que aún es reacio.

El texto del acuerdo avala aspectos sustanciales del Estatuto, pero pone reparos a otros referidos al término "nación" (como se define Cataluña en el preámbulo) y a los símbolos nacionales (artículo 8), al Poder Judicial, a la lengua o al Defensor del Pueblo.