Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Martínez Bordiú, acusado de disparar contra un conductor

La Guardia Civil ha acudido a su domicilio, en Villanueva de la Cañada, para tomarle declaración

La Guardia Civil trasladó ayer por la tarde el coche de Jaime Martínez Bordiú, nieto del dictador Francisco Franco, desde su domicilio, en la calle Castillo de Ponferrada, de la urbanización Villafranca en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada, a dependencias del cuerpo de seguridad. Jaime Martínez Bordiú ha sido denunciado por disparar con un arma contra un ciudadano mientras conducía esta mañana por la carretera M 503. El acusado prestó declaración en el cuartel del instituto armado de la localidad durante toda la tarde y quedó en libertad con cargos por la noche. Su salida del puesto de la Guardia Civil de Villanueva se retrasó hasta las 23.30 de ayer porque faltaba el visto bueno del juzgado de guardia de Majadahonda y de la Fiscalía de Madrid, según fuentes de la investigación.

Según el denunciante, el nieto de Franco iba hablando por el teléfono móvil mientras conducía. Le dio un golpe con el coche y, siempre según la versión del denunciante, en lugar de parar su vehículo continuó conduciendo y trató de golpearle en tres o cuatro ocasiones más, algo que no logró hacer porque el hombre consiguió esquivarle. Tras esto, cuando los dos coches estaban a la misma altura, Martínez Bordiú sacó un arma y efectuó cuatro disparos.

Según fuentes de la Guardia Civil, la sospecha es que se trate de un arma detonadora, ya que no hay heridas en el denunciante ni impactos de bala en el vehículo de éste. Además, las mismas fuentes han explicado que Martínez Bordiú no tiene armas legales porque fue obligado a depositar las que tenía tras la condena por maltratar a su ex novia Ruth Martínez, y por confesar en diferentes programas de televisión su adicción a las drogas.