Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rus defiende la censura del Muvim y descalifica a los periodistas de la Unió

"Si quieren hacer apología del 'caso Gürtel' que se lo hagan en su casa", manifiesta el presidente de la Diputación en referencia a los profesionales

Ni un paso atrás. El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ha asumido hoy como propia, en el pleno de la institución provincial, la decisión de censurar el pasado día 5 una decena de fotografías de una exposición en el Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (Muvim) que ilustraba una trama de corrupción que afecta al PP dentro de un resumen de las mejores fotografías publicadas en 2009 en los medios. Y ha aprovechado para desacreditar a la asociación que promovía la muestra Fragments d'un any, la Unió de Periodistes Valencians: "Si querían hacer una apología del caso Gürtel que se lo hagan en su casa", ha clamado Rus, tras calificar a la Unió de un asociación progresista de izquierdas.

Jesús León, de Esquerra Unida: "La Diputación ha vulnerado el derecho fundamental constitucional a la libertad de expresión"

Rafael Rubio, portavoz socalista: "Entre lo que hacía el señor McCarthy y usted no hay diferencia"

En concreto, se ha referido al colectivo de periodistas como a "unos que les gustaría ver al PP debajo de un puente", en referencia a que algunos de sus miembros firmaron a título personal en la campaña Ja en tenim prou, que promovió en la campaña de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 un colectivo de profesionales del sector audiovisual para "denunciar las políticas corruptas e insolidarias del Partido Popular que están arrasando el territorio valenciano y lesionando los derechos de la ciudadanía" y, sobre lo que Rus ha hecho más hincapié, para "sacar el PP del gobierno de la Generalitat, de los ayuntamientos y de las diputaciones".

En el pleno de esta mañana se trataban dos mociones, una socialista y otra de Esquerra Unida, bastante moderadas, ya que si bien criticaban el caso de censura como uno de los sucesos más graves de la institución desde la instauración de la Democracia, no pedían la dimisión de ningún responsable político. Solo pedían la reposición de la muestra Fragments d'un any y que se abrieran negociaciones con el ex director del Muvim, Romà de la Calle, para su reincorporación al puesto.

El PP, con mayoría absoluta en la Diputación, ha aplicado su rodillo para rechazar ambas propuestas y ha asumido la censura sin ningún descargo. En el debate, Rus, al igual que hizo anoche en la televisión Popular TV ha asumido la censura como lógica, eso sí, tras responsabilizar de la decisión al diputado de Cultura, Salvador Enguix, que no ha comparecido en el pleno por un problema de salud. Rus ha explicado que Enguix le llamó el día de la inauguración, la noche del 4 de marzo, y le explicó que no le gustaban las fotos de la exposición y que había que retirarlas: "El diputado dijo que no le parecían bien y yo le dije 'pues muy bien, tú mandas". Es decir, fue el propio Rus el que dio el visto bueno al acto de censura.

Un acto que tanto el vicepresidente de la Diputación, Juan José Medina, que ha tomado la palabra en el debate de las mociones, como el propio Rus, han calificado como el ejercicio de su libertad de opinión.

Por su parte, el portavoz socialista, Rafael Rubio, le ha respondido: "Entre lo que hacía el señor McCarthy y usted no hay diferencia", en refencia a la caza de brujas anticomunista en Estados Unidos en los años cincuenta.

El portavoz de Esquerra Unida, Jesús León Hidalgo, ha dejado claro que la Diputación "ha vulnerado el derecho fundamental constitucional a la libertad de expresión".