Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.500 personas se manifiestan contra la corrupción en Palma de Mallorca

Es la tercera protesta contra el fraude que se celebra en la ciudad desde diciembre

Más de 3.500 personas (8.000 según los organizadores ) han clamado esta tarde por el centro de Palma de Mallorca "basta ya" de corrupción. "Canallas", "Devolved el dinero", "Fuera chanchullos", rezan algunas de las pancartas dirigidas a los políticos del archipiélago, la mayoría contra Jaume Matas, ex presidente del Partido Popular de Baleares ("Matas, Ali Babá y los 40 ladrones", dice el texto que porta una anciana), y Maria Antònia Munar, ex líder de Unió Mallorquina (UM). La manifestación, la tercera contra la corrupción que se celebra en la ciudad desde diciembre, es la más numerosa hasta el momento. Entre los manifestantes hay una representación diversa, desde escritores como Biel Mesquida, empresarios como Bernat Vicens, o el ex alcalde socialista, Ramón Aguiló. Una ex asesora de Matas que está siendo investigada se ha cruzado con la manifestación y se ha desviado por un camino lateral. "Bote, bote, bote, corrupto el que no bote", decían los manifestantes que llenaban la plaza de Cort.

La Plataforma por la Dignificación de la Democracia y contra la Corrupción, integrada por unas 120 entidades cívicas, culturales, vecinales y ecologistas de la isla, es quien ha convocado la manifestación. Los organizadores han intentado evitar la politización partidista en la marcha. Ante el cúmulo de escándalos destapados en Baleares los asistentes a la marcha "exigen una regeneración profunda", que "dignifique y proteja las instituciones de la corrupción, que acabe con la impunidad de corruptos y corruptores" para evitar que repitan en las próximas elecciones.

"No me he enriquecido"

Un rato antes de la protesta en la calle, la ex presidenta del Parlamento balear y del Consell de Mallorca, Maria Antònia Munar, ex líder de Unió Mallorquina (UM), imputada por corrupción y en libertad bajo fianza de 350.000 euros para evitar la cárcel, afirmó: "No me he enriquecido en la política". Lo dijo en una entrevista en la televisión pública IB3. Munar aseguró que abonará la fianza impuesta de responsabilidad civil de 2,5 millones de euros con bienes patrimoniales que forman parte de su propiedad familiar desde hace 23 años, antes de ser presidenta del Consell en 1995.

Munar dijo no tener relación con el caso Maquillaje de supuesto desvío de fondos públicos del Consell y la presunta financiación ilegal del partido UM a través de contratos y subvenciones del Consell a productoras audiovisuales afines. Negó haber sido accionista de Vídeo U, una de las empresas a las que el juez atribuye su propiedad: "Es más, para mí Vídeo U siempre ha sido Miquel Oliver (su ex propietario) y si tuviera que relacionarla con algún partido, lo haría con el PSOE", afirmó. "No puedo consentir una mentira como ésta", agregó acerca de la declaración de su ex mano derecha en UM, Miquel Nadal, que la acusó ante el juez de haberle entregado 300.000 euros en su coche oficial para que comprara Vídeo U.