Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y CiU ayudan al PSOE a endurecer el Código Penal

Caamaño anuncia la modificación del enjuiciamiento criminal en esta legislatura e insiste en que los fiscales asuman la instrucción

PP y CiU han ayudado al PSOE a que el proyecto de ley de reforma del Código Penal supere el primer trámite, el del debate de totalidad. Habían presentado enmienda de totalidad todos los grupos salvo los populares y los nacionalistas por entender que el texto remitido por el Gobierno endurece en exceso el Código.

Se endurece porque se establece la libertad vigilada para condenados por delitos muy graves que hayan cumplido la pena, se alargan los plazos de prescripción, se regulan más estrictamente las organizaciones para delinquir y se establece la imprescriptibilidad de los delitos de terrorismo con resultado de muerte.

Según ha dicho el diputado del PNV Emilio Olabarría al rechazar el texto, se trata del cambio número 25 desde 1993 y en la práctica establece la cadena perpetua por la puerta de atrás con la libertad vigilada.

En todas esas medidas de endurecimiento hay acuerdo entre el PSOE y el PP. Sin embargo, pese al voto coincidente de hoy, en la tramitación deberán seguir negociando porque el PP, según ha recordado Federico Trillo, exige la inclusión de la prisión perpetua revisable a los 20 años. Para el ministro de justicia, Francisco Caamaño, esta propuesta es inconstitucional.

Y CiU, según ha dicho Jordi Jané, condiciona el voto final a que se regule la multirreincidencia de los autores de pequeños hurtos. Lo hace proponiendo que se recupere la pena de arresto de tres meses para autores de hurtos inferiores a 400 euros.

El ministro de Justicia ha defendido en su intervención que las normas penales "no deben hacerse con el corazón, sino con la razón", y que la reforma del Código Penal aprobada por el Gobierno es "necesaria, idónea y adecuada" para hacer frente a las nuevas formas de delincuencia.

El Gobierno pretende que el texto salga del Congreso y el Senado antes del verano.

Reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal antes de 2012

El ministro de Justicia ha anunciado durante una entrevista en la SER que el Gobierno quiere que se apruebe antes del final de la presente legislatura la Ley de Enjuiciamiento Criminal que, según ha recordado, data de finales del siglo XIX.

Caamaño ha recordado que la LEC es la "gran ley procesal" con "2.000 artículos complejos" y que "regula el 70% de los asuntos que llegan a los tribunales" por lo que se trata de "modificar en gran medida la justicia española".

El ministro ha reconocido que debate se centra sobre todo en quién es el responsable de la instrucción de los sumarios. España es, junto a Francia, el único país europeo que deja esta labora al juez pero el Ejecutivo insiste en la necesidad de traspasar el papel de investigación al fiscal "y que la función del juez sea la de control".

El PSOE recupera así una idea que ha generado una gran polémica en la judicatura en los últimos años.

Más información