Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando de Rosa y su "amistad íntima" con Camps

Garzón pide su recusación en las deliberaciones para decidir su suspensión de funciones

La "amistad íntima" y la "relación de servicio" de Fernando de Rosa, vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), con Francisco Camps, uno de los imputados en el caso Gürtel, son dos de los motivos que el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, alega para recusarlo como miembro de la comisión del CGPJ que delibera sobre su suspensión de funciones. De Rosa, miembro de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM), ha cuestionado además "continuamente" la labor instructora del magistrado, lo que "le priva de objetividad de juicio" para decidir sobre la suspensión.

Garzón recuerda que Fernando de Rosa fue conseller de Justicia del gobierno valenciano desde 2003 hasta septiembre de 2008, cuando fue nombrado vocal del CGPJ. Es decir, De Rosa fue miembro del Gobierno de Francisco Camps, "persona de la cual se dedujeron indicios de delitos en la instrucción" que Garzón practicó en el caso Gürtel, lo que motivo su inhibición a favor del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, dado el aforamiento del imputado.

"Este vocal, lejos de guardar la debida prudencia a la que su nuevo cargo le obligaba en declaraciones el 20 de febrero de 2009 a la televisión pública valenciana Canal 9 no tuvo reserva alguna en salir en desaforada defensa de su antiguo jefe, a quien calificó frente a las primeras noticias de su comportamiento cuestionable como persona absolutamente honorable", añade Baltasar Garzón. Fernando de Rosa insistió entonces, subraya el magistrado, en que el comportamiento de Garzón como instructor podría "pasar una línea roja que es muy importante, que es la prevaricación".

Garzón recuerda además, en alusión a "noticias de prensa", que el Gobierno valenciano, al que perteneció De Rosa, "habría presentado quejas contra" el juez ante el CGPJ "e incluso habría trabajado en la redacción de una querella" que ignora si finalmente se presentó.