El alcalde de Otura restituye en el cargo al concejal acusado de amenazar a su mujer

El juez no imputa ninguna pena al edil, pero tendrá que estar cuatro días localizable por un delito de vejaciones

El alcalde de Otura (Granada), Ignacio Fernández-Sanz (PP), ha restituido en sus funciones al primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Eduardo Anguita, que fue suspendido por presuntas amenazas a su mujer. El juez no le ha atribuido ningún delito y sólo ha estimado la necesidad de que esté cuatro días en localización permanente por un delito de vejaciones.

El primer edil ha tomado esta decisión después de conocerse el acuerdo entre las partes implicadas, así como la decisión del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Santa Fe de no atribuirle un delito y levantar las medidas cautelares que se le habían impuesto.

A pesar de que tanto la Fiscalía como la acusación particular pedían en un principio que se le condenase por un delito de maltrato, finalmente, tras una comparecencia previa, han acordado la falta de vejaciones sin tener que llegar a juicio, han informado fuentes judiciales.

Anguita se encontraba en libertad con cargos tras ser imputado por un presunto delito de maltrato en el ámbito doméstico por las supuestas amenazas a su mujer, hecho por el que fue suspendido provisionalmente de sus funciones.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS