Un juez militar indaga el envío a Afganistán de leche caducada

Un soldado de la base de Qala-i-Naw descubrió que las etiquetas habían sido manipuladas.- Defensa renovó recientemente el contrato con la empresa del suministro por 17 millones de euros

Lo descubrió un militar de la base española de Qala-i-Naw, en Afganistán, al entrar en el almacén de alimentos. "Al coger una lata de leche condensada vio que la fecha de caducidad había sido manipulada", relatan fuentes del Ministerio de Defensa. Alguien había cambiado el etiquetado para que pareciera fresca, según las mismas fuentes. Ningún militar resultó intoxicado porque las latas no llegaron a consumirse.

Ocurrió en abril del año pasado. Inspectores de sanidad comprobaron que había 35 latas de 750 gramos (26,2 litros en total) caducadas y con el etiquetado cambiado, según Defensa, y el ministerio denunció en mayo a la empresa encargada del suministro, Tecnoucal, que abastece a las bases españolas en Afganistán, Líbano y Bosnia. El Juzgado Togado Militar número 11 investiga ahora el caso para averiguar si pudo cometerse un delito contra la salud pública, castigado hasta con dos años de cárcel. De ser así, el caso pasaría a la justicia civil, seguramente a la Audiencia Nacional.

Defensa renovó recientemente por dos años el contrato con Tecnoucal. Esta empresa ganó el concurso frente a otra aspirante para hacerse con el suministro de alimentos a las bases de Afganistán, Líbano y Bosnia, por 17 millones de euros. Tecnoucal es una Unión Temporal de Empresas constituida en 2006 por Tecnove, SL y Ucalsa, SA, y también abastece al Ejército en España. El ministerio ha decidido mantener, de momento, su contrato por lo que considera "un asunto menor".

Tecnoucal niega las acusaciones: "La empresa desmiente rotundamente que haya suministrado ningún producto alimenticio, y en concreto, leche condensada, que no haya pasado por los controles de inspección administrativos y sanitarios del Ejército", ha afirmado un representante a este diario. La empresa ha enviado a última hora de la tarde un comunicado en el que habla de 24 latas de leche y asegura: "Tal y como acreditó el Gerente y el Jefe del Almacén de Tecnoucal en dicha base [Qala-i-Naw], los únicos que tienen las llaves, las 24 latas no salieron de ningún almacén de Tecnoucal, ni del ubicado en España, ni del ubicado en Afganistán". Añaden que llevan diez años suministrando "sin problemas al ejército español, al portugués y a diez bases de la ONU en el mundo entero", unos cuatro millones de kilos de alimentos al año, y que la acusación de haber manipulado "productos por un valor de 24 euros es insostenible".

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50