Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ataque a las Fuerzas Armadas

Los talibanes muertos en la emboscada son los autores del atentado contra los españoles

Los soldados incautan a los insurgentes material para fabricar el explosivo utilizado en el ataque

Los talibanes que los militares españoles y dos helicópteros italianos mataron ayer en Afganistán en la emboscada que sucedió al ataque mortal contra las tropas son los responsables del atentado que ayer costó la vida al soldado John Felipe Romero Meneses, de 21 años, según fuentes del Ministerio de Defensa. Al menos tres insurgentes murieron por disparos de militares españoles y cinco por el fuego de dos helicópteros Mangusta del contingente italiano que acudieron en apoyo del convoy de 11 BMR español. Pocas horas después del ataque, el Ministerio tiene pocas dudas de que los responsables del atentado sean los mismos que iniciaron el tiroteo posterior, pues los soldados españoles les incautaron material para fabricar explosivos como el utilizado ayer en el atentado contra el convoy.

De momento, todo parece indicar, como adelantó EL PAÍS, que el explosivo utilizado es muy similar al último atentado mortal a las tropas en Afganistán hasta ayer, el que acabó con la vida del cabo Cristo Ancor Cabello el pasado octubre. Entonces como ayer, los talibanes modificaron el explosivo para "aumentar su capacidad mortífera", según fuentes de Defensa. La bomba que mató al cabo Ancor Cabello tenía entre 15 y 20 kilos de explosivo. El BMR afectado por la explosión en la que ayer murió el soldado Romero Meneses ha quedado destrozado y se encuentra en la base de Qala-i-Now para ser analizado por el equipo de expertos.

Con la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha llegado esta mañana a la base española de Herat un equipo del Centro Internacional de Desminado que ya se ha desplazado a Qala-i-Now para analizar los restos del vehículo afectado por la explosión. En Herat, la ministra ha recibido un briefing del coronel de la base, que también le ha informado del ataque que sufrieron anoche, cuando la insurgencia lanzó tres cohetes sobre el recinto militar. Dos de ellos cayeron dentro del perímetro de la base, en la pista de aterrizaje del aeropuerto, y uno fuera.