Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU acusa a Aguirre de ser presidenta gracias a la corrupción

La coalición rechaza que la presidenta le favoreciera en Caja Madrid

Sólo dos días después de que Esperanza Aguirre se alegrara de haberle dado un cargo a Izquierda Unida en la cúpula de Caja Madrid para perjudicar a su propio partido, la coalición de izquierdas le ha demostrado lo agradecida que está. "En Madrid hoy está Esperanza Aguirre de presidenta, la de los hijoputas, porque la corrupción atentó contra la soberanía del pueblo", proclamó ayer sin tapujos el coordinador general de IU, Cayo Lara, al término de un acto contra la corrupción en Madrid.

El líder de IU devuelve así al primer plano el episodio más polémico de la carrera de la presidenta, que logró la mayoría necesaria para gobernar gracias a dos diputados socialistas, Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que tras las elecciones de 2003 abandonaron sus escaños en la Asamblea de Madrid en una maniobra coordinada con unos constructores ligados al PP. La traición dio la mayoría necesaria al PP para gobernar, aunque la mayoría definitiva se formó meses después tras una repetición de las elecciones pactada por los partidos a raíz del escándalo.

En el mismo acto de esta mañana contra la corrupción, la formación a la que Aguirre está encantada de haberle regalado supuestamente un cargo para perjudicar a su compañero Alberto Ruiz-Gallardón ("el hijoputa", según una conversación privada grabada a la presidenta accidentalmente el pasado jueves) no ha dudado en proclamar que la trama Gürtel no es otra cosa que un caso de financiación ilegal del PP. Así lo dijo también Cayo Lara, aunque añadió la palabra "supuesta" a la financiación ilegal. Lo hizo, según dijo, porque no es parlamentario y no tiene inmunidad en sus declaraciones.

El pasado jueves, Esperanza Aguirre le comentó en privado a su vicepresidente en la Comunidad de Madrid, Ignacio González: "Hemos tenido la inmensa suerte de darle un puesto a IU quitándoselo al hijoputa". Se refería al nuevo reparto de poder en Caja Madrid y se mostraba preocupada por su poder en la entidad. La conversación, durante un acto público en la sierra de Madrid, fue recogida accidentalmente por un micrófono abierto y escuchada en directo por unas 150 personas. Desde entonces el PP guarda un silencio atronador ante la evidencia de que Aguirre está satisfecha con haber perjudicado a un "hijoputa" de su propio partido. Aguirre sólo se ha referido a sus palabras para negar que se trate de Alberto Ruiz-Gallardón y ha asegurado que esa persona es un ex consejero de Caja Madrid, defenestrado en el nuevo reparto de cargos, que era de la absoluta confianza del alcalde.

Preguntado después de la concentración de esta mañana, el coordinador de IU en Madrid, Gregorio Gordo, aseguró desconocer por completo a qué se puede estar refiriendo Aguirre, ya que IU "mantiene exactamente lo mismo que tenía en Caja Madrid".

IU culminaba esta mañana, con este acto público en el Ateneo de Madrid, una "marcha contra la corrupción" que ha llegado a juntar sus momentos finales unas 500 personas en un recorrido de dos días desde la localidad toledana de Seseña hasta el centro de Madrid. Más que Cayo Lara y que el diputado de IU, Gaspar Llamazares, la verdadera estrella del acto fue el alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, famoso por paralizar un megaproyecto urbanístico en su pueblo. Fuentes está inmerso en un proceso por injurias al constructor, Francisco Hernando El Pocero, y la batalla entre el alcalde y el promotor se ha convertido en un símbolo de los excesos urbanísticos y la lucha contra la corrupción municipal. La cúpula de IU se preguntó públicamente por qué Fuentes no recibe el apoyo ni la solidaridad del resto de partidos políticos, y apuntó con especial insistencia al PSOE.

Durante el acto, Fuentes, que recibió una ovación en pie de todo el salón de actos del Ateneo, explicó en una sola frase el origen de la corrupción municipal y de los excesos urbanísticos: "Cuando se elabora un plan urbanístico, dibujar una línea un centímetro más arriba o más abajo mete millones de euros en los bolsillos de los que siempre se aprovechan de la clase trabajadora".

En este contexto, el diputado Gaspar Llamazares aprovechó para atacar la anunciada reforma de las pensiones y de la edad de jubilación que prepara el Gobierno. "Dicen que lo hacen por responsabilidad, pero no hay responsabilidad sin principios, y esta decisión abandona los principios del socialismo y de la izquierda", dijo Llamazares. El diputado defenderá en este periodo de sesiones una propuesta de 48 medidas contra la corrupción que inciden sobre todo en la transparencia de la gestión municipal.