Desarticulada una red que metía en España cocaína escondida en los váteres de los aviones

La policía ha decomisado unos 14 kilos de droga y ha puesto a disposición judicial a 12 personas

La policía ha desarticulado una organización de traficantes que se dedicaba a introducir en Madrid alijos de cocaína ocultos en los váteres de los aviones de una línea aérea que cubre habitualmente la ruta Lima-Madrid. En la operación han sido decomisados alrededor de 14 kilos de droga procedentes de dos envíos (uno realizado a finales del pasado diciembre y otro en las últimas semanas), según fuentes de la investigación.

La banda necesariamente tenía que contar con la complicidad de algún empleado de los servicios aeroportuarios de Lima que, aprovechando las labores de revisión y mantenimiento del avión, depositaba la cocaína en un hueco existente detrás de los inodoros. Bastaba con quitar unos tornillos para acceder al hueco y ocultar los paquetes. Cuando la aeronave llegaba a Madrid, otros cómplices desatornillaban una pieza del váter y extraían limpiamente la mercancía.

El Grupo Especial de Respuesta al Crimen Organizado de Galicia (GRECO) y la sección especializada en cocaína de la Brigada Central de Estupefacientes descubrieron la existencia de esta organización y procedieron a desmantelarla. Los agentes, con el apoyo de la comisaría de Barajas, lograron interceptar los dos últimos envíos, con un peso de unos 14 kilos, pero no han podido identificar a los encargados de extraer del escondite la droga en cuanto el avión aterrizaba en el aeropuerto.

"Sabemos que los policías subieron a un avión hace un par de semanas y sacaron unos paquetes de droga, pero no nos consta de que haya sido detenido ningún empleado de los servicios aeroportuarios", ha comentado una fuente de los trabajadores.

Durante los últimos días, la policía ha detenido alrededor de una docena de personas que estaban a la espera de recibir la droga para posteriormente venderla al por menor. Entre ellas hay individuos de origen dominicano, colombiano, boliviano, paraguayo e italiano. Todos ellos están a disposición de juzgado de instrucción número 24 de Madrid. La red comercializaba cada kilo de cocaína a 24.000 euros, un precio bastante más bajo que el habitual en el mercado español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS