Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un robot trata de acceder a los restos del helicóptero accidentado en la costa de Almería

El fuselaje de lo que parece ser la aeronave, cuyos tres tripulantes siguen desaparecidos, está a 85 metros de profundidad

Un robot de la Guardia Civil trata de acceder a lo que parecen ser los restos del helicóptero accidentado en aguas de la Bahía de Almería. Éstos fueron detectados durante la madrugada a 85 metros de profundidad en la misma zona en la que zozobró el Helimer 207, en la que prosigue la búsqueda de los tres miembros de Salvamento desaparecidos desde el jueves. Las posibilidades de que el fuselaje encontrado a algo más de nueve kilómetros de la costa se corresponda con la aeronave son altas, puesto que un sónar de barrido lateral obtuvo resultados positivos. Éstos fueron además confirmados por los equipos de detección submarina del cazaminas de la Armada Sella.

Por ello, durante toda la jornada, un dispositivo ROV del instituto armado intenta sumergirse hasta el lugar del hallazgo con el objetivo de obtener imágenes reales de los restos encontrados y, si fuera posible, introducirse en el interior de la nave para comprobar si en ella se encuentran los tres tripulantes desaparecidos. Ésta es la auténtica prioridad del equipo que coordina el dispositivo de búsqueda, al que se sumó un día antes de lo previsto el buque `Clara Campoamor?. Éste zarpó a las 16.30 rumbo al lugar del hallazgo, para sumar al operativo el potente vehículo submarino a control remoto del que está dotado, que permite inspecciones a profundidades de hasta 1.000 metros. A media tarde, el robot activado por la Guardia Civil se enfrentaba a ciertas dificultades para acceder a los restos de la nave, fabricada por la empresa AugustaWestland, cuyos técnicos permanecían también en la zona del siniestro para rastrear la señal que emite la caja negra del helicóptero. Estas dificultades y la necesidad de que las imágenes que obtengan los robots sean analizadas por los miembros de la comisión de investiga lo ocurrido, retrasarán los trabajos de extracción de la aeronave, que no en principio no se iniciarán inmediatamente. "Cada paso que demos a partir de ahora deberá ser analizado con mucho cuidado y prudencia, así que llevará su tiempo, sobre todo por la posibidad de que los tripulantes se puedan encontrar en el helicóptero", resaltaron desde el equipo de búsqueda. Este dispositivo, que cuenta con siete helicópteros, seis embarcaciones y medio centenar de expertos, continuará trabajando sin descanso hasta lograr encontrar a José Luis López, Kevin Holmes e Íñigo Vallejo, comandante, copiloto y rescatador del helicóptero respectivamente. Su rastro se perdió a las 19.45 del jueves, cuando se disponían a regresar al aeropuerto de Almería tras realizar unas prácticas rutinarias. Minutos después era rescatado el cuarto tripulante del aparato, el gruísta Alberto Elvira, en el mismo lugar en el que se hundió el helicóptero, que se incorporó a la flota de Salvamento Marítimo en Almería hace exactamente medio año.