Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Torrevieja nombra a Camps hijo adoptivo

La oposición tilda de "bufonada" el acuerdo por la vinculación del presidente valenciano al 'caso Gürtel'

A las ocho en punto de esta mañana, cuando despuntaba el día, arrancaba un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Torrevieja (Alicante) para nombrar al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, hijo adoptivo. A esa hora tan temprana, el alcalde, Pedro Ángel Hernández Mateo, del PP, ha logrado desactivar las protestas vecinales que se habían anunciado contra esta iniciativa. Pese a todo, el salón de plenos estaba repleto de vecinos, más de un centenar. El PP, al final y como estaba previsto, ha impuesto su mayoría absoluta para sacar adelante la iniciativa.

El alcalde argumenta la moción en que Francisco Camps, actual presidente de la Generalitat Valenciana, "lleva a Torrevieja en su corazón" y prueba de ello es el "compromiso permanente" que ha mostrado hacia la ciudad. Hernández Mateo destaca la "cercanía, ligazón y el respeto" de Camps hacia Torrevieja, ciudad que "nunca jamás ha estado tan cerca de Valencia como ahora".

El debate se ha animado con las intervenciones de los grupos de la oposición. Manuel Vera, portavoz del PSOE, ha destacado el "exquisito sentido de la oportunidad" que tiene el alcalde para hacer homenajes a políticos en "momentos bajos", y ha recordado que el anterior hijo adoptivo fue el ex ministro de Defensa Federico Trillo. José Manuel Martínez, de Izquierda Unida, ha tildado la moción de "provocación" y de "bufonada" para trasladar al pleno un "debate de cloacas" sobre corrupción política. José Hurtado, de los Verdes, ha vinculado el homenaje a Camps al círculo privado del alcalde, del que recordó que es diputado en las Cortes Valencianas y aforado gracias al presidente de la Generalitat.

"Ser aforado no es un blindaje", ha contestado el alcalde, que tiene abierta una investigación judicial por las importantes plusvalías que le generó la venta de una finca. Camps, por su parte, exhibió el año pasado su cercanía a Hernández Mateo en la celebración de su 20 aniversario como alcalde de Torrevieja.

El alcalde ha presumido al final de contar con más de 30 adhesiones de diversos colectivos ciudadanos a la propuesta sobre Camps. Al final el pleno aprobó por 13 votos del PP (de los 14 que tiene el PP porque un edil está de viaje en Fitur) concederle a Camps el título de hijo adoptivo. Los 11 concejales de la oposición (7 PSOE, 2 IU y 2 Los Verdes) han votado en contra.

Los Verdes han presentado antes del debate una enmienda a la moción en la que instaban al Ayuntamiento a nombrar a Camps hijo adoptivo "por haber mentido sin ningún tipo de pudor en las Cortes" en relación con el caso Gürtel, por "impedir fiscalizar los contratos de las empresas de las tramas de corrupción", "por haberse convertido en el primer presidente valenciano que declara como imputado ante el juez" y para hacer "extensivo el nombramiento de hijo adoptivo a Alvaro Pérez, El Bigotes, por su "inestimable contribución a la promoción de España y en el mundo de los trajes de dos famosas marcas de ropa masculina que tan pomposamente ha venido luciendo Francisco Camps". La enmienda fue rechazada por los 13 ediles del PP y aprobada por los 11 de la oposición. Al final de la sesión, el público se ha despedido con un aplauso al alcalde y unos pocos silbidos.