Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caso similar a Vic en Torrejón de Ardoz

El ayuntamiento del municipio madrileño prohíbe el empadronamiento de inmigrantes con visado de turista y exige 20 metros cuadrados por compañero de piso

En octubre de 2008, el ayuntamiento madrileño de Torrejón de Ardoz cambió las normas de empadronamiento y endureció las condiciones para que los inmigrantes pudieran registrarse en el padrón, informó hoy la Cadena Ser. Este consistorio, que tiene la tasa de inmigrantes más alta de la Comunidad de Madrid en ayuntamientos de más de 100.000 habitantes, un 18%, exige un mínimo de 20 metros cuadrados útiles por persona si se comparte piso y no hay un grado de parentesco cercano acreditado. Esto hace que para vivir juntas cinco personas es necesario un piso de 100 metros cuadrados. También prohíbe a los extranjeros no comunitarios empadronarse si en su pasaporte el visado es de turista.

Estar en el padrón confiere derechos constitucionales como la asistencia sanitaria o la educación. También es una de las pruebas del tiempo de residencia en España, necesaria para acogerse al arraigo social. El grupo municipal de Izquierda Unida ha denunciado el caso ante el Defensor del Pueblo y el del Menor. Asegura que no se está reduciendo el número de inmigrantes, como se jacta el consistorio en los boletines municipales, sino condenándoles a la clandestinidad. El grupo ha enviado este miércoles una carta a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recordándole la situación el municipio.

El ayuntamiento, gobernado por el PP, asegura que el único objetivo de la normativa es mejorar la convivencia y evitar los pisos pateras. En las intenciones reflejadas en la página web del ayuntamiento, se lee: "Controlar por razones de salubridad y convivencia el número de personas que habitan en una misma vivienda".