Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro miembros de una misma familia fallecen en un incendio en Barcelona

El fuego se extendió por la escalera y las víctimas, que intentaban bajar del edificio, fallecieron por la inhalación de humo.- Los bomberos lamentan que no se quedaran en casa, donde se habrían salvado

Madrugada trágica a causa del fuego en Barcelona. Cuatro personas, miembros de una misma familia, han muerto durante la noche en un incendio en un edificio de viviendas del número 408 de la calle Castillejos, cerca de la Ronda del Guinardo de la capital catalana, según han informado el Ayuntamiento de la ciudad. Además, otras 11 han resultado heridas de diversa consideración.

El incendio se inició poco después de las cuatro de la madrugada en el entresuelo del edificio por culpa de un cortocircuito o de la mala combustión de una estufa, según las primeras hipótesis, y se extendió rápidamente por el resto del bloque de siete plantas. Los cuatro fallecidos son una mujer de origen peruano y sus dos hijos, una chica y un chico, además de la nuera, ésta de nacionalidad española, según ha informado el alcalde en funciones de Barcelona, Ricard Gomà.

En cualquier incendio de piso, el ascensor y la escalera hacen el 'efecto chimenea' y allí se acumula una gran temperatura

En declaraciones a los periodistas, Gomà ha precisado que, a falta de que se conozcan más detalles sobre la identidad de los cuatro fallecidos, tres de ellos son miembros de una misma familia, de origen peruano, mientras que la cuarta víctima es una española novia de uno de los hijos.

Efecto chimenea

Además, entre los heridos por el fuego se encuentra el padre de los dos hermanos fallecidos, que permanece herido grave, aunque no se teme por su vida. Al parecer, según ha explicado la concejal del distrito de Horta-Guinardó, Elsa Blasco, el padre ha salvado su vida gracias a que un vecino le ha impedido que siguiera huyendo a través de las escaleras comunitarias, donde han perecido su esposa, sus dos hijos y su nuera, al quedar atrapados por una ola de fuego y humo.

Precisamente los servicios de emergencias ha destacado que, de haber actuado como el resto de sus vecinos que no salieron de sus casas, los cuatro estarían aún vivos. El jefe de Operaciones de los Bomberos de Barcelona, Miguel Angel

Fuentes, dijo que no fue un incendio grave desde el punto de vista operativa, que no tuvo gran dificultad, pero "el problema ha sido el resultado que ha tenido". "Se ha podido atacar y sofocar rápidamente", dijo. Respecto al 'efecto chimenea', indicó que el humo o aire caliente tiende a subir y busca el camino más recto. En cualquier incendio de piso, el ascensor y la escalera hacen el efecto chimenea y allí se acumula una gran temperatura. Por lo tanto, recomendó que la gente siempre se quede en casa "cosa que no ha pasado con las víctimas de hoy". "Si hay humo en la escalera, es muy imprudente salir", remarcó.

El Ayuntamiento de Barcelona ya ha contactado con otros familiares de las víctimas para explicarles la trágica noticia, que ha causado un fuerte impacto en el vecindario. Los Bomberos de Barcelona destinaron siete dotaciones a las labores de extinción del incendio, que ya ha sido extinguido. El edificio ha sido evacuado como medida preventiva.

El Ayuntamiento de Barcelona ha desplazado hasta el lugar del suceso un equipo de atención psicológica para atender a los vecinos. Los servicios municipales también trabajan esta mañana para realojar a las personas que han tenido que abandonar sus viviendas.