Blanco censura la "huelga encubierta" de los controladores porque son unos "privilegiados"

"Cobran más del doble que en la UE", asegura el ministro.- Fomento confía en alcanzar un acuerdo.- AENA asegura que la jornada transcurre con normalidad después de los retrasos de los últimos días

El ministro de Fomento, José Blanco, ha criticado con dureza a los controladores aéreos que se han ausentado de sus puestos de trabajo en los últimos días y han agravado los retrasos, especialmente en los aeropuertos canarios, donde a esta situación se han sumado las dificultades en el tráfico por el temporal. "Se trata de una huelga encubierta nunca reconocida; quieren distorsionar el funcionamiento ordinario de nuestro sistema de control aéreo", ha asegurado Blanco en una entrevista en la Cadena SER.

En opinión del titular de Fomento, los controladores son "un sector privilegiado", dado que el que menos cobró el año pasado ingresó 370.000 euros, "más del doble que el que más cobra en el seno de la Unión Europea", ha explicado.

Más información
AENA acusa a controladores de agravar los retrasos en Canarias
Blanco: "Fomento no es una compañía aérea ni una agencia de viajes"
Barajas cierra una pista por la ausencia "imprevista" de una controladora

Blanco ha afirmado que la intención del Gobierno es alcanzar un nuevo convenio que desbloquee la actual situación. "Tengo la intención de seguir dialogando para buscar soluciones que resuelva el problema que nos ocupa, porque hay fórmulas para actuar". En su opinión, ahora toca "revisar esta situación para poder estar homologados en salarios y en eficiencia a la media de la UE". "Tienen la gestión del trabajo, así se ha determinado en un convenio hace ya algún tiempo, lo cual dificulta que AENA pueda gestionar con más eficacia o de otra forma el trabajo en relación con los controladores", ha subrayado el ministro.

Vuelta a la normalidad

AENA acusó este domingo a los controladores de agravar los retrasos en los aeropuertos con su actitud y de utilizar a los pasajeros en Navidad como "medida de presión" para mantener sus "condiciones de privilegio". El ente público censuró que el mismo día de Navidad el delegado del sindicato de controladores (USCA) comunicó unas horas antes de iniciar su turno que se iba a ausentar porque tenía que realizar horas sindicales.

Después de lanzar estas críticas, AENA ha confirmado este lunes por la mañana que durante la jornada la situación ha vuelto a la normalidad en todos los aeropuertos españoles porque el número de controladores que han acudido a sus puestos de trabajo es "suficiente" para realizar las tareas habituales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS