Sant Boi culmina el desescombro del túnel de bateo hundido

En su lugar se edificará otra instalación similar

Los jugadores del Club de Beisbol de Sant Boi de Llobregat (Baix Llobregat) ya no tendrán que entrenar con el recuerdo permanente de la tragedia que les golpeó en enero de este año: en pleno temporal de viento, cuatro niños, del alevín, murieron mientras entrenaban en un túnel de bateo que se hundió, según la juez que investiga el caso, por graves deficiencias estructurales. Las ruinas del pequeño pabellón se han mantenido mientras así lo ha requerido la magistrada. A finales de octubre dio permiso al Consistorio para limpiar los escombros; tras la burocracia, las obras empezaron este lunes, y hoy han acabado. En su lugar se reconstruirá una instalación similar, utilizada para que los jugadores practiquen con el bate. Técnicos del Área Metropolitana de Barcelona trabajan en el proyecto del nuevo pabellón.

Más información
Dos imputados más por el túnel de bateo de Sant Boi
La arquitecta de Sant Boi sostiene ante la juez que el pabellón hundido no tenía deficiencias

Las ruinas de la estructura se han podido retirar una vez los peritos judiciales han culminado sus informes. La juez ha imputado, de momento, a tres personas: a la arquitecta municipal, Carmen Ruiz, que ya ha declarado; al arquitecto técnico del municipio, Daniel C., y al constructor de la obra, José G., que declararán el próximo viernes. Los tres están acusados de cuatro homicidios por imprudencia profesional y nueve delitos de lesiones. El alcalde de Sant Boi de Llobregat, el socialista Jaume Bosch, que mantiene en su puesto a los trabajadores municipales, no descarta cesarlos en función de la evolución del proceso; Bosch tampoco rechaza personarse en la causa como acusación particular contra la constructora.

EDU BAYER

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS