Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate sobre el Estatuto

Zapatero pide "calma" a Cataluña mientras espera "una gran sentencia" del Constitucional

El presidente del Gobierno dice que la inclusión del término nación en el preámbulo del Estatuto es "muy acertada"

En pleno debate en el seno del Tribunal Constitucional en torno al recurso del PP contra el Estatuto de Cataluña, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado este domingo su confianza en que los jueces dicten "una gran sentencia", al tiempo que ha reclamado "serenidad" a los partidos políticos y a la opinión pública después de que la pasada semana 12 periódicos editados en Cataluña publicaran un editorial conjunto en defensa de la autonomía catalana y con duras críticas al papel del tribunal en este tema.

Durante una entrevista en La Sexta, el jefe del Ejecutivo ha dicho haber leído "con atención e interés" el editorial y al respecto ha señalado que "hay cosas que me parecen razonables y otras que podría discutirlas, pero que no me parece que es el momento". La publicación de dicho texto generó una ola de adhesiones sin precedentes en Cataluña, con el apoyo explícito de asociaciones tan dispares como la Generalitat y el Barcelona F.C. Ante este escenario, Zapatero ha pedido "calma" y "serenidad" a la sociedad civil catalana, porque "en estos últimos años ha habido grandes procesos de avance en Cataluña y todos han salido bien".

Además, ha considerado "muy bien" que el Constitucional no haya tenido ninguna respuesta pública a los editoriales, justo antes de advertir: "Que nadie piense que el Constitucional se va a sentir presionado".

En este contexto, el presidente ha considerado excesiva la polémica que se está generando en torno a la sentencia cuando los magistrados aún no han concluido sus deliberaciones. "Nunca ha habido tanto debate sobre una sentencia antes de que se produjera", ha dicho, y se ha mostrado convencido de que los magistrados del alto tribunal conocen la importancia de este fallo.

"Una buena solución"

En todo caso, Zapatero ha recordado que él votó a favor de la reforma del Estatuto catalán al entender que era necesario para esta comunidad y al estar convencido de su constitucionalidad.

Respecto a uno de los aspectos más polémicos, la definición de Cataluña como nación, que el PP considera incostitucional al entender que nación sólo es España, el presidente ha señalado que el Estatuto lo resuelve de una manera "muy acertada". "Participé muy directamente en la redacción final: el preámbulo reconoce que el Parlamento de Cataluña se ha proclamado como nación y luego, en el texto articulado, para adecuar plenamente a la Constitución, Cataluña queda considerada como nacionalidad. Es una buena solución", ha remarcado.

Más empleo en 2011

El presidente del Gobierno ha querido poner fecha al inicio de la recuperación en España. Zapatero ha dicho que "estamos acercándonos a tocar el techo de la tasa de paro" y prevé que se vuelva a crear empleo en España en la última parte de 2010 o principios de 2011.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que "estamos en la parte última del crecimiento negativo" y que a final de este año o principios del que viene "empezaremos a ver el crecimiento intertrimestral, es decir de un trimestre en relación con el último, ya positivo". Zapatero ha indicado que la "grave" destrucción de empleo se ha frenado "de manera muy importante" y añadió que en la segunda parte del año, previsiblemente, final de 2010, podamos volver a crear empleo".

En este sentido, ha afirmado que el Gobierno tiene que aportar "una parte fundamental de la confianza", pero que también los empresarios, los sindicatos y las fuerzas políticas deben contribuir. Preguntado por si el Ejecutivo se está planteando una reforma laboral y si habrá un nuevo acuerdo social en 2010, Zapatero respondió que espera alcanzar un acuerdo para dos objetivos básicos, uno relacionado con hacer un programa para el empleo juvenil, que quiere presentar a la Conferencia de Presidentes autonómicos el próximo día 14. El otro acuerdo que espera alcanzar es con respecto a "reformar algunas cosas" del mercado laboral "pero no debilitar a los trabajadores, sino darles más oportunidades".

Más información