Contra la prohibición de cantar y vender en la calle

Protesta en Granada por una ordenanza municipal

Unas 200 personas han concentrado a mediodía ante el Ayuntamiento de Granada para protestar por la ordenanza de la convivencia que regula numerosos aspectos de la vida cotidiana. No estaba autorizada, pero finalizó sin incidentes y bajo la vigilancia policial.

"¡La calle es para quien la pisa!" fue uno de los lemas de esta protesta por la entrada en vigor de la ordenanza que afecta, según los convocantes, "a todos los rincones de la ciudad".

Con bicicletas, instrumentos musicales, cuerdas y todo tipo de objetos se plantaron ante el Ayuntamiento para reivindicar que está "Prohibido todo" y solicitaron entrar, aunque la policía lo impidió. Los convocantes sostienen que el Consistorio persigue hacer una ciudad para "los que más dinero tienen".

Más información

Lo más visto en...

Top 50