Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sáenz de Santamaría suspende una reunión con Alonso sobre el Estatuto de Castilla - La Mancha

El PP se enfada por conocer las propuestas socialistas a través de los medios de comunicación

Un nuevo intento entre PSOE y PP para hablar del Estatuto de Castilla.-La Mancha se ha frustrado. El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, había convocado para el mediodía del viernes a la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, a una reunión para informarle de la posición de los socialistas sobre este Estatuto. El texto está bloqueado en el Congreso, a pesar de que salió aprobado de las Cortes de Castilla-La Mancha con el apoyo del PSOE y del PP. Pero la portavoz del PP ha decidido suspender la reunión tras conocer por agencias de prensa el contenido de algunas de las propuestas que Alonso le iba a plantear.

En el PSOE esta decisión ha causado disgusto ya que no se trataba de ningún secreto sino que esa posición es conocida desde hace semanas. Los socialistas quieren proponer al PP la eliminación de toda referencia a una fecha concreta para poner fin al trasvase del Tajo al Segura, a cambio de establecer una "reserva estratégica de agua" para satisfacer las necesidades de Castilla-La mancha, a la manera que figura en el Estatuto de Aragón en relación al río Ebro y que tuvo el apoyo de todos los partidos.

Aunque PP y PSOE fueron juntos en Castilla-La Mancha, la oposición de Murcia y Valencia, tanto populares como socialistas, a poner fin a la caducidad de ese trasvase del que reciben agua desde hace muchos años, ha hecho que el PP corte las negociaciones. Además, la situación se complica porque la líder del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, aunque pactó en su momento este Estatuto con el presidente de la comunidad, José María Barreda, no ha mantenido su defensa ante la absoluta oposición de los presidentes de Murcia y Valencia, ambos del PP.

Los socialistas habían decidido dar un paso al frente y que fuera su propio portavoz, José Antonio Alonso, junto al diputado por Toledo Alejandro Alonso, el que se reuniera con Sáenz de Santamaría para intentar desbloquear la situación. Se trataría de que el presidente de la Comisión Constitucional, Alfonso Guerra, convocara oficialmente a la ponencia y empezaran los trabajos.