El tridente de la Real

Xabi Prieto y Ansotegi lon han jugado todo y Estrada, se perdió un partido por sanción

La Real, líder de Segunda División, que el domingo se enfrenta al, Rayo, otro aspirante acreditado al ascenso ( que le eliminó de la Copa del Rey), tiene tres patas en un amplio banco. Todo empieza en Xabi Prieto, la referencia, el icono, la experiencia, con 13 partidos jugados, todos de titular y todos completos. Xabi Prieto vendría a ser algo así como futbolista insustituible, el punto de partida, a pesar de su carácter deportivo que por su ingenio, no garantiza la continuidad deseable en cada partido. De Xabi más que resistencia se espera diferencia, la jugada, la chispa que puede cambiar un partido, pero que a veces no prende.

Prieto lo ha jugado todo, todo el rato.Como Ansotegi, la otra pata del banco, con todos los minutos jugados, alternando con otros compañeros en el eje de la defensa, pero siempre firme en una zona sensible del equipo. Lo que Prieto aporta en la colectividad ofensiva del equipo, lo aporta Ansotegi en la defensiva, al menos para su técnico que lo alinea in defectiblemente, variando la compañía. Estrada es el tercero, con 12 partidos jugados al completo y uno perdido por acumulación de amonestaciones. De lo contrario, llevaría 13.

Es el tridente habitual de la Real que sin embargo, en la grada, pone los ojos en otros dos valores fundamentales del equipo con números positivos. Agirretxe y Griezmann son el clamor de Anoeta. Por establecer alguna diferencia de imagen, basta acudir a Anoeta para comprobar que Prieto levanta el "¡0h!", y Agirretxe y Griezmann los aplausos.

Agirretxe se soporta en los goles, cinco en lo que va de temporada, como Griezmann, que acumula cuatro. Y goles son amores lleguen como lleguen porque valen lo que valen. Ellos se han covertido en los referentes de la grada, como los otros son los referentes del equipo, o al menos del entrenador que los alinea un día tras otro. Bueno, Mikel González, Aranburu, Rivas, son otros pilares de un equipo que aún no ha encontrado su nivel de juego pero que va manteniendo su dosis de regularidad (salvo al accidente frontal de Alicante frente al Hércules) en una Liga larguísima.

La Real aún no juega bien pero amarra los resultados. La prueba del domingo es importante, ante un Rayo complicado, también efectivo y que anda acariciando el ascenso, dejando la Copa del Rey para el equipo suplente.

Lasarte ha montado su equipo base no tanto en base a once jugadores, pero si a una columna vertebral que luego gira en función de las circunstancias. La apuesta le ha convertido en líder aunque manifieste muchas carencias en su juego, aún muy poco definido. Se gobierna por estirones, arreos de orgullo, a veces, de calidad, en otras ocasiones, que aveces concluyen con un gol inesperado como frente al Cartagena el pasado domingo en Anoeta.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS