Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez del incendio de Guadalajara tendrá que rehacer la investigación

Da la razón parcialmente al Fiscal, que sí pidió la imputación del autor de la barbacoa que lo desató

La juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sigüenza, María del Mar Lorenzo Calvo, ha dictado un auto en el que deja sin efecto el del 20 de mayo pasado en el que imputaba a 20 personas, entre ellos ex altos cargos y funcionarios de la Junta de Castilla La Mancha, por el incendio de Guadalajara, así como al autor de la barbacoa que lo desató. En el incendio, ocurrido en julio de 2005, fallecieron 11 miembros de un retén y ardieron 12.874 hectáreas de pinar maduro.

La juez ha dado a conocer hoy a las partes un auto en el que transforma el actual procedimiento abreviado en sumario ordinario, dando así la razón al Ministerio fiscal. En el mismo se dan por válidos los trámites judiciales realizados, excepto los autos de fecha de 20 de mayo y de 22 de junio de 2009.

En el auto se indica que los implicados en el sumario -Ministerio Fiscal, imputados y demás partes personadas- podrán interponer recurso de reforma en el plazo de tres días desde su notificación y recurso de apelación para la Audiencia Provincial de Guadalajara dentro de los cinco días siguientes a su notificación.

La decisión de la juez de Sigüenza da la razón al Ministerio Fiscal que presentó un recurso optando por un juicio que no se desarrolle por el procedimiento abreviado, lo que quiere decir que si el auto se hace firme, el juicio se celebrará en la Audiencia Provincial y no en el Juzgado de lo Penal como pedían desde la acusación particular. Por lo que el recurso se vería ante el Tribunal Supremo.

Esto es clave, ya que el juzgado donde se instruye ahora y la Audiencia han tenido un comportamiento muy relevante en la instrucción. La anterior titular del juzgado, Concepción Azuara, se disponía a archivar el caso contra los técnicos pero un acuerdo contrario a la ley electoral la trasladó de destino.

Después de aquello, la entonces presidenta de la Audiencia de Guadalajara, Concepción Espejel, fue ascendida a vocal del Poder Judicial a propuesta del PP. La nueva titular del juzgado cambio drásticamente la instrucción.