Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Guerra en el PP por el control de Caja Madrid

Los ediles 'aguirristas' fracasan en su intento de destituir a Cobo

En una decisión sin precedentes, Gallardón somete a votación en el grupo municipal del PP el cese de su vicealcalde como portavoz.- El resultado: 19 'noes' y 13 'síes'

Por un margen de 19 concejales frente a 13, el grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha decidido mantener al vicealcalde Manuel Cobo como portavoz municipal. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en una decisión sin precedentes, ha sometido a votación la continuidad de Cobo después de que el concejal de Vallecas, Ángel Garrido, destacado aguirrista, hubiera pedido en la reunión previa al pleno la dimisión del número dos de Gallardón.

Tras la reunión, que ha durado algo más de hora y media, Gallardón ha aclarado que era a él, como presidente del Grupo popular en el Ayuntamiento, a quien corresponde hacer la propuesta de nombramientos y ceses. Pese a "no estar obligado a hacerlo", ha sometido el cese de Cobo a votación porque "había un número significativo de compañeros que pedían su dimisión". El vicealcalde se ha abstenido de votar.

Los 13 concejales que han votado contra Cobo son Luis Asúa, Isabel Martínez Cubells, Carlos Izquierdo, Iñigo Henríquez de Luna, Ángel Garrido, Luis Miguel Boto, Jesús Moreno, Eva Durán, Fernando Martínez Vidal, Elena Sánchez Gallar, Elena González Moñux, Begoña Larraínzar, y Joaquín Martínez.

Entre los ediles que se han mostrado a favor del vicealcalde, se encuentra los 11 concejales de la junta de Gobierno, que pertenecen al estrecho círculo de Gallardón. Seis de ellos han tomado la palabra para defender a Cobo, incluida Ana Botella, que ha hecho un discurso conciliador.

Previamente, Cobo había asegurado que acatará cualquier decisión que tome la dirección nacional del PP en relación a las duras críticas que lanzó contra Aguirre en una entrevista en EL PAÍS y ha pedido a los demás miembros de la formación que hagan lo mismo. En una declaración a los periodistas, el número dos de Gallardón ha asegurado que respaldará cualquier decisión de Rajoy porque es a él a quien le corresponde tomarlas y que "eso es lo que tenemos que hacer todos, sin poner ningún tipo de condiciones".

La guerra abierta en el PP por el control de Caja Madrid alcanzó su punto álgido tras la entrevista en la que Cobo acusaba a Aguirre de utilizar la figura de Rodrigo Rato en su propio beneficio para colocar de presidente de la cuarta entidad bancaria de España a su vicepresidente, Ignacio González. El ex presidente del FMI es el candidato preferido de Rajoy, quien rechaza de plano la presencia de González en la entidad.

Precisamente este miércoles el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que él no se opone a que Rato presida la Caja.

Tras la entrevista, el sector aguirrista del PP exigió a la dirección nacional una actuación contundente contra Cobo (incluida la expulsión) como condición previa para negociar el futuro de la caja, lo que ha abierto una nueva brecha entre Génova y el PP madrileño que domina Aguirre.

Sin embargo, en las últimas horas la presidenta ha lanzado varios guiños al propio Rato, con quien está muy unida personalmente, aunque desde su entorno se insiste en que esto no significa que acepten la candidatura del ex presidente del FMI para sustituir a Miguel Blesa al frente de la entidad, máxime cuando Aguirre reiteró el martes a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ella no piensa negociar nada con una dirección que aún no ha desautorizado a Cobo quien, en su opinión, ha lanzado graves "injurias" sobre ella.